miércoles, 14 de marzo de 2018

Aderina

Estarás escuchando esta misma canción en este mismo instante? quizás alguna vez coincidimos en algun estribillo... solo tal vez.

Aderina se viste nuevamente, se ha cambiado por lo menos tres veces de blusa, primero se puso aquella que tiene figuritas de unicornio, luego la otra azul con bordados de mariposa y ahora una verde esmeralda estilo peplum. Aderina es alta, tiene el cabello anaranjado, siempre se hace una trenza maría que cuelga fiel sobre su espalda, no es tan bonita como ella quisiera pero tampoco es fea, es sencilla mas no modesta, le gustan los gatos, pero no todos, solo los gatos que ronronean.

salió a caminar ayer, había un sol tremendo que parecía estar cocinando sus brazos, olvidó ponerse los lentes y solo podía ver con los ojos entreabiertos, aun así pudo disfrutar el paseo, vio a un hombre borracho y andrajoso que succionaba jurel de un envase de conserva que acababan de darle desde una casa en donde estuvo pidiendo comida, cuando pasó junto a ella escupió alguna frase sobre los mariscos, pero Aderina no se percató.

te veo dormida, con la ventana abierta y la cortina bailando transparente. 

lunes, 12 de marzo de 2018

Alguna Incoherencia más

El señor caracol no llegó al desierto, siempre estuvo allí, siempre estuvo, antes que tu, antes que ellos que son de color anaranjado.



Mírame directamente a los ojos, dime que pretendes decirme, porque siempre estas diciendo cosas tan hirientes que quizás no quieres decir, pero las dices, las dices y entre tanto yo pienso y se me enredan tus palabras en el pelo, dices, dices, dices. (en realidad nunca dices nada que me hiera)

Soy un Caracol feliz, me gusta respirar y ver estos colores y estas líneas que de repente se cruzan sin previo aviso. Olvidé un plato con uvas en el auto...

 

jueves, 25 de enero de 2018

En noticicias ultimamente

señores, me temo que nos han estado robando tiempo! y ustedes diran, ¿Cómo? si el tiempo no existe.
Señores, me temo que nos estamos fusionando unos con otros, somos una melaza.
Señoras, me temo que ya no podemos ser astronautas.


Hay sonidos contemporáneos que regularmente me frecuentan, cada día que pasa es un día menos para lograrlo

La dafizdelci es como el aire, que está allí pero no puedes verlo, solo puedes asumir que está allí cuando ves un árbol meciendo sus ramas o sientes ese fresco resoplo en tu rostro cuando vas caminado por la calle o dentro de un vehículo.

Quisiera con tantas ansias viajar al espacio, viajar por diferentes galaxias, quisiera ser parte de alguna partícula diminuta que transita por este universo y por diferentes multiversos. quiero conocer todos los universos paralelos a este universo.

30 años y cada vez quedaran menos para al fin descubrir que hay detrás del telón, que hay fuera de la caverna, somos hologramas, somos marionetas, somos mariposas y pájaros de greda.

Seguir practicando sueños astrales, ¿será solo fantasía?, será un sueño nada más, será una nueva forma de viajar.

cuestionamientos constantes, horas borradas, hay un ser semitransparente que tiene forma triangular, lleva una manguera atada alrededor de su extraño cuerpo, nos visita regularmente y con aquella manguera nos va succionando nuestras horas y nosotros sentimos como si el tiempo fuera solo un suspiro, luego se va, pero antes descaradamente siempre se roba algún calcetín.
 

jueves, 4 de enero de 2018

Soñar con ecuaciones matemáticas


Una breve situación cotidiana se puede transformar en algo fenomenal. Muchas veces me gusta observar mis manos, a veces siento que son las de una mujer muy vieja, con muchas historias perdidas por la calle. Quizás la única conexión real que tenemos con nuestros yoes del futuro sean nuestras manos, quizás las manos envejecen antes que las otras partes de nuestro cuerpo. Tus Yoes del pasado te persiguen, vienen a golpear tu puerta muy seguido, no traen flores, no traen arroz, solo traen un lúgubre silencio que resopla en tu oído alguna canción sin sentido y obviamente invisible. Aun así a veces el observar las manos es un arte.

Verdaderamente no recuerdo como eran mis manos antes, cuando era niña, solo recuerdo una vez haberlas estado lavando y encontrarlas mas claras que de costumbre, por ende debo deducir que mis manos las encontraba oscuras. Tengo dedos largos, nudosos y delgados, lo cual denota algo de histeria en mi personalidad. Hay una cicatriz en el dedo pulgar (una que no quisiste escuchar) y los meñiques de ambas manos están levemente torcidos en el centro de su longitud. Mis uñas crecen muy rápido, debo cortarlas mínimo una vez por semana, ya que no me gusta llevarlas largas.

Hace unos instantes he llegado a una nueva conclusión, escribo para mi, y yo soy mi mejor publico, esta escritura tan egocentrista me alimenta, me hace sentir una sensación muy rara, escritos breves y carentes de alguna conexión puede que formen parte de una pintura, un puzle que debe ser armado.

Se me ocurre la historia de una mujer que meditaba en el jardín de una casa, hay arboles y se mecen y generan sombra en tonos verdosos, una sombra con pequeños trozos de sol y por supuesto hay pajaritos, y de pronto abre los ojos y comienza a mirar sus manos, las analiza minuciosamente.

Bueno ya me despido por hoy, debo hacer muchas cosas y siento que solo estoy evadiendo, aquí, escribiendo, aprovecho sí de dejar anotados algunos fragmentos de lo que soñé anoche, antes de olvidarlo.

caminar hacia una especie de concierto, había una pantalla gigante, un cantante masculino, mucha gente, lluvia, me esperaban, no podía quedarme, debía irme, iba y volvía antes de marchar, llevaba algo, una especie de maleta u objetos, luego un camino angosto, llovizna y paraguas, muchos paraguas, uno roto, una oficina, un hombre sentado y yo intentando no ver su rostro pero sabiendo quien era, nadie importante, pasaba, llegar a una estancia cercana al mar, un restaurante, una cocina, mi abuela, la frase que será de ella cuando yo no esté... y el otro día soñé que resolvía unas ecuaciones matemáticas.

un día bien divertido


Cuando tengas la naturaleza suficiente de poder respirar sin utilizar ni tu nariz ni tu boca, podré decirte que ya estas preparada para soñar conmigo nuevamente.

Se cuela un viento frío por la ventana, la cortina es de color morado y una de las hojas de la planta que está sobre esa mesita tan antigua tiene forma de pata de perro.
 

Arco de halo tangente

Te vi dormir con los ojos abiertos el otro día, sentía que de alguna manera de tus ojos salía una especie de color difuminado, algún tipo de arcoíris en tamaño reducido, era tu arco de halo tangente el que se iba proyectando en ese pequeño cielo alrededor de tu cama. Tus frazadas del mismo material con que se hacen los peluches te mecían y te veías tan placido que nadie podría imaginar que habías desaparecido hace tanto tiempo. Un calcetín colgando en la lámpara sobre tu mesita de noche me decía que aun estabas presente.


lunes, 1 de enero de 2018

2018 año

Uno  los nuevos propósitos de este nuevo año que comienza será reactivar la actividad de mi pequeño blog, ya sea con escritos breves o ideas pasajeras, palabras del día y ocurrencias varias, será un pequeño espacio de mi ser para poder recordar en años venideros. Este espacio intimo nació el año 2007 y aun con poquitos escritos anuales subsiste. Ya no me convertí en escritora, como alguna vez soñé de niña, hoy soy ex diseñadora gráfica, artesana diseñadora creativa antisistema a tiempo completo y dibujante esporádica y escritora casual de ideas vagabundas.


Mi papá tiene una pequeña colección de elefantes sobre el mueble de la tele, están en lo mas alto, 26 elefantes de distintos tamaños, colores y formas, hay uno de perlas, 2 de masa flexible, 3 de piedra, uno de madera, tres que están atados entre si con una pequeña cadena, creo esos son los que menos me gustan, antes de volver a mi nueva residencia prometo con un pequeño alicate liberarlos.


 

 

domingo, 31 de diciembre de 2017

Neceté

Un neceser esta abierto, dentro, agujas, hilos y alfileres bailan alguna melodía contagiosa, yo pienso que pronto me gustaría cocer la basta de ese bello vestido que no me pongo hace años, cuando tenía cuerpo.

Más ideas que se escapan

El perro movía su cola de un lado a otro, yo desde la otra esquina de la habitación quería salir flotando por la ventana, tu, vestido de verde sacaste de tu morral una pequeña esfera de vidrio y la tiraste, antes de tocar el suelo se detuvo.

Un viejo árbol de pronto quiere viajar en un barco con rumbo desconocido.
Sandía
Flor de navidad
Bebé llorando
Nube
Río de arbustos
Perfume


 

Cuando duermo con los ojos abiertos

Un trocito de luna flotando en el espacio, cielo algo frío... un año, dos o tres no son más que polvo de piel esparcido por el aire se difumina el cuerpo y se vuelve a dibujar una luna completa allá arriba y yo aquí abajo comiendo flores.


Con flores de plástico transparente y luces

Sé que me visitas de repente con ese aroma diamante de flor antigua y dormida. Siempre recordaré cuando peiné tu delgado cabello antes de que tomaras el tren, te puse una cinta de raso azul marino en la cabeza, lo recuerdo tan bien, tu sentada en esa silla de madera que traje de tu viejo comedor, te sentaste y ahora atesoro ese recuerdo como la triste melodía de esa cajita musical con flores de plástico transparente y luces que tenías muy bien guardada y solo de vez en cuando podíamos ver.

Los recuerdos, instantes imperceptibles hoy son tesoros invaluables.

sábado, 23 de diciembre de 2017

Ideas pasajeras que se pasean por ahí de repente



Ya me quedé nuevamente azul y dormida, sentía la pesadez en los ojos, como una especie de arena mojada que camina tan despacio. Soñaba con una mujer que tenía el pelo extremadamente largo, lo peinaba con tanta delicadeza que me daban ganas de tomar una tijera y cortárselo.

Cuando Mary sacó de su bolsillo un botón rojo y lo puso en el centro de la palma de su mano yo supe que todo estaba conectado, era el mismo botón rojo de mi colección de botones que debe estar perdida en algún cajón imaginario de mi antigua habitación. Mi antigua habitación que desapareció por razones aun investigadas.

Ahora que lo pienso bien la mayoría de lugares físicos en donde pase la mayor parte de las horas de mi infancia y adolescencia fueron demolidas, podría decirse que soy un ser que ya no tiene muñequitos de lana.

Por qué la vida me ha traído rodando con el viento a vivir en esta ciudad será otro de los grandes misterios que la dulce Mary deberá investigar.

las sombras de tu sombrero

las sombras se mueven lentamente, van a paso de caracol, por un momento las he visto desaparecer... pero siempre regresan... un día les lanzaré un tarro de pintura.


miércoles, 5 de abril de 2017

Algo de capitales

Cuando tenemos aire en el alma podemos volar y soñar cosas fenomenales, hace unos días soñé que veía un hermoso atardecer, pensaba en ser un árbol de color azul pero luego simplemente despertaba.

caminando por ahí descubrí un pequeño animal que cantaba.

miércoles, 30 de noviembre de 2016

Historias de antaño




Durante un tiempo me gustaba fabricar caleidoscopios miniatura reciclando cds que estaban rayados.. cortaba tres pequeños rectángulos con los cuales armaba un triángulo, luego ese triángulo lo forraba con un trozo de cartón y lo adornaba con los recortes de las hojas de una colorida agenda Pascualina que ya no usaba... la punta del caleidoscopio donde irían los colores la tapaba con un circulito de mica transparente que recortaba de cualquier envase plástico que estuviera a mano, y tiraba unas cuantas mostacillas de diferentes colores, unas rojas, anaranjadas o azules... tapaba el caleidoscopio con otra mica redonda para que no se salieran las mostacillas...  no sé si se entiende bien el procedimiento, solo sé que me pasaba horas aquel verano confeccionando por las noches mis caleidoscopios... quizás sólo hice unos 3 ya no recuerdo exactamente la cantidad que hice, fue hace casi 10 años, solo recuerdo lo bien que me sentía mirando la luz refractada a través de mi bello invento miniatura.



viernes, 7 de octubre de 2016

Delfines

Soñé con delfines, delfines saltando en un lago junto al mar, venía en un bus y grité ¡Mira que bellos delfines!! Ojala pudiéramos detenernos para quizás poder tocarlos... el conductor del bus me escuchó y se detuvo junto a la especie de lago donde estaban los delfines, había mucha gente, entre ellos una tía que no veo hace tiempo... yo buscaba hacer contacto visual con algún delfín para que me dejara acariciarlo, encontré uno, era café y de una forma no muy definida, pero fue el que me eligió, le empecé a acariciar su cuerpo y noté que tenia pelaje como el de un perro... era un delfín-perro...

Muchas veces he despertado en sueños, la primera vez que lo hice fue cuando muy niña, aun recuerdo la sensación fabulosa, la sorpresa y excitación de saber que en ese lugar podía hacer todo lo que quisiera, entonces tomé un florero y lo quebré, y salí corriendo del sueño.

Es viernes, no hace ni frío ni calor y me gustaría abrir una ventana y salir flotando, nadar en el aire, recorrer el mundo, pero esto no es un sueño.

jueves, 12 de mayo de 2016

Ideas de otoño

Hoy amanecí con ganas de escribir, estoy sentada en un sofá rojo y escucho una canción de Phill Collins, no suelo escuchar música, pero hoy quise hacer la excepción. Es otoño, hace frío y mis pies están helados como siempre. Desayuné manzana, avena y un huevo, mezcle todo en la licuadora y luego puse la mezcla a cocinar en un sarten pequeño, quedó delicioso con manzana en trozos y una taza de té tibio.

Lunas 

Siempre hay lunas en el cielo
flotan, corren y giran
lunas con colores fluorescentes que resoplan sonidos dulces
quisiera por un instante viajar por el espacio, despacio,

Nuevos lunares rojos muy pequeñitos nacen en mi piel, ¿que significará?...

Ideas libres que van por ahí bailando, ideas que se enredan en el pelo de la gente...

Ayer vi un gato amarillo con blanco .

Cosas que uno olvida que tiene que olvidar y recordar.

Nuestro cerebro construye universos multiorgánicos que crecen con forma de espiral.

Somos el recuerdo de alguien que no tiene memoria.




martes, 10 de mayo de 2016

Una mañana helada


La mañana estaba fría, corría un suspiro helado por las calles que calaba los huesos de todo aquel que transitaba a esas horas por ahí.  El sol aun oculto detrás de los cerros iluminaba lúgubre el entorno. La luz de una casa se encendió y pronto más luces se sumaron y luego muchas más lo harían según pasaran los minutos hasta apagarse cuando amaneciera definitivamente. Allí lo vi, montado en su bicicleta, bajando una pendiente a alta velocidad, frenó muy brusco al llegar a la esquina, su bicicleta lanzo un aullido agudo que rompió la calma de mi marcha. Nunca fui de las que conociera gente en la calle, nunca de las que alguien abordara para conocer por curiosidad, bueno quizás una vez que otra. Generalmente las personas suelen ser superficiales, aun así a veces no hay mucho que mostrar en profundidad o simplemente no se tiene deseos de hacerlo.


Sus ojos brillaban y reflejaban el tono amarillo anaranjado del semáforo que lo hizo detenerse frente a mí, llevaba una bufanda negra que le cubría la boca, no pude descifrar su rostro pero lo deduje por la postura de su cuerpo firme y decidido. Me miró fijo a los ojos y pareció sonreír debajo de la bufanda, yo debía cruzar la calle pero me quedé allí estampada unos segundos sosteniéndole la mirada, muy bella por cierto. Yo no sonreí, pocas veces lo hacía cuando estaba viva, evitaba el contacto visual con otro ser por mas de 1 segundo, hoy suelo cruzarme en el camino de personas para ver si pueden verme, él lo hizo, me vio para luego desaparecer con el suspiro helado de esa mañana en que el frío calaba los huesos.

viernes, 4 de marzo de 2016

Sin titulo necesariamente



Mirándose al espejo descubrió que su rostro nunca fue suyo, tenía un lunar nuevo y el color de sus ojos le parecía muy extraño, una taza de café con una cucharadita de miel y crema de leche.

Marina no recuerda que anoche llego cansada y tiró la llave del candado de su bicicleta en el cesto de la ropa sucia, hoy necesita salir muy rápido de casa pero no tiene más remedio que tomar un bus que la lleve a la escalera de madera que tiene que subir.

Caminas frecuentemente por esta calle, yo te he visto, te he analizado ciertamente, y he llegado a la conclusión de que tu solo caminas para consumir las horas absurdas que te sobran.

Alguna vez quise evaporar el agua que se estancaba en mi alma, hoy escribo y veo una muralla… pero ya huelo el mar y la luz que repletan los rincones de este cuarto a mi espalda.


lunes, 22 de febrero de 2016

Gato



Hay un gato en mi casa que se llama Mandarina, es un gato de color anaranjado que tiene una mancha blanca con forma de diamante en su  cara, Mandarina es muy flojo, se dedica a dormir toda la tarde sobre un viejo televisor que ya no enciende y que está lleno de polvo y recuerdos de películas añejas que nadie pudo ver. Secretamente he espiado al gato y he logrado descifrar un lenguaje transparente que fluye de su cuerpo cuando duerme.