sábado, 29 de diciembre de 2007

Sueños de flores


De las tantas cosas que una hormiga roja puede contarle a una persona durmiendo en el pasto de un parque cálido y acogedor donde los pájaros juegan a tejer historias de recuerdos olvidados junto a las hojas de las ramas de los arboles de las raíces de los nidos de los búhos, No existirá mayor placer en el mundo que llevar el nombre de una flor, si, nombres de flores hay tantos y tantos hay nombres de las flores para mujeres para hombres y que especial a de ser llevar un nombre de semejante calibre...
Girasol, que bella flor, gira su cabeza siguiendo a su dios, y es tan feliz porque no tiene complejos se siente hermoso danzando a diario y regalando al mundo su alegría y dicha su amor por ese astro maravillado, irradia energía la flor enorme que gira y gira y las nubes quiere alcanzar celosas de que quizás a ellas las quiera mas. El su soberano. Si supieran que feliz es verlos tratando de escapar a través de la muralla verde de esa casa en la esquina de todos los días asomando su cabecita amarilla todas juntas como niños curiosos alimento para el alma alegría sin sosiego por eso en simplificar todo a una solo palabra "maravilla" ante el camino de cualquier desconocido si se cumpliera un sueño de la humilde narradora un día soleado en sus manos una carta de un poeta llamado Girasol Igor Rodríguez Miraflores ojalá llegara por lo menos en un sueño de los tantos que aun quedan por soñar.

domingo, 25 de noviembre de 2007

La triste historia de la mujer sin calcetines

Hace tres días adelante me contaron la historia que rompió los cristales de mis lentes, la historia que entro repentina sin ser llamada por mis ojos y se quedo en mi cabeza, subió por mi memoria y luego intento escapar por mi boca pero ya era demasiado tarde, me la había tragado, navego por mis entrañas rozó mi corazón despertó a mi alma y se aferro a mi garganta como un pequeño niño a los pechos de su madre, aun así escuetos murmullos recorren mis dedos y es por eso que hoy estoy aquí escribiendo como atrapada en una caja musical muy antigua que nadie ha abierto hace tanto tiempo y de pronto la melodía dulce y taciturna escapa sin advertencias ni vacilaciones y quien pase cerca de ella se aplaca a la sensación melancólica de un recuerdo pasado que fue arrasado por una tormenta tropical pero que vuelve renaciendo desde los rincones mas profundos de la mente de algún elefante asiático contemplando mariposas. La forma de las cosas, los objetos, las plantas, los animales, los ruidos, los silencios, los lamentos fueron siempre su pasión dedicó su vida al arte de la contemplación a cultivar secretos prohibidos en el jardín de su memoria a las orillas de una playa abandonada cerca de un rincón de sentidos histriónicos camuflados y cada día cantaba canciones fugaces que hablaban de juramentos de orgullo y profecías y suspiraba mirando el ocaso de los días eternos de los días solitarios labrando esos secretos como si fuesen fragmentos de un tesoro que alguien algún día iría a buscar como si a alguien algún día le fueran a importar y ella cantaba cada vez mas cantaba y movía sus brazos y el viento acariciaba su cuerpo delicadamente y ella acariciaba al viento con sus dedos impermeables y ambos eran uno y uno eran ambos retrocediendo y alcanzando la sinfonía imberbe de la naturaleza omnipotente que envolvía aquellas tardes de danzas inmortales y susurraba Antagónica su nombre Antagónica ella la mujer de los ojos olvidados la mujer olvidada, la mujer de infinitas tardes navegas en los brazos del viento apasionado del viento libre, libre, esa mujer sin fundamentos la mujer que nunca usaba calcetines porque así como el viento ella también era libre y no necesitaba que en sus pies descalzos hubiese una muralla que le impidiera sentir la arena, sentir con sus palmas de piernas trigueñas, ella con su cabello extenso y negro naufragando sin remordimientos por el cielo azul que siempre la observa con sigilo y sin desmedro y así vivía ella cada día de su vida, intangible en su mundo inconcebible. Al despertar por las mañanas recibía a través de su ventana de cristal rosado el calido saludo del sol naciente en las costas de costillas hundidas y saltaba de su cama adornada con conchas y corales diáfanos hacia el baño sin paredes junto a un diván repleto de pequeñas burbujas retenidas en el tiempo en un momento en el que nadie estaba frete a ellas para observarlas y verlas estallar sobre el piso de cemento y ver su huella circularmente perfecta representaba fielmente el instante fugaz de la existencia de un sonido de un fragmento de segundo súbito de la explosión de las burbujas que dejan de flotar... (continuara… algún día)

martes, 20 de noviembre de 2007

¿Porque odio a las palomas?

Un cuento corto sin contar contado por duendes azules que a una fiesta van... A miel vatica de miel vatica...

domingo, 18 de noviembre de 2007



Fue un día triste como tantos otros, Sandra lavaba ropa en el fondo del jardín junto a una pila de botellas viejas sobre una bañera azul tan distante como sus ojos sombríos sus ojos perdidos en la distancia ecuánime entre un calcetín rojo y un zapato café. Un zorzal plateado consumía las últimas gotas de néctar de la última rosa fresca, y las nubes plateadas volaban con reposo ensombreciendo los vestigios de un sol impávido de un sol soñoliento, en el aire se sentía el perfume intacto de la tierra mojada y los ladridos de un perro fantasma marcaban el ritmo de un día como arrancado de un sueño, eran aproximadamente las 3 de la tarde en la casa ya no había nadie todos habían marchado pero aun quedaban los rastros de sus pasos los rastros de sus voces y movimientos los cuales Sandra aun percibía en su memoria retardada por lo triste de aquel día de noviembre de un año extraviado en la retina de algún espectador clandestino conmovido por la sombra tenue de una mujer lavando ropa ajena en el fondo del jardín de una casa de tantos de una casa de nadie, Aquella tarde por las mejillas de Sandra rodaban tres lagrimas sordas y se mezclaban con la lavaza imberbe y olorosa y como no lo hacia hace mucho miraba el cielo tratando de olvidar lo que quería recordar con tanto esmero, y sus manos mezcladas con la ropa de colores y el agua espumosa que comenzaba a absorber la suciedad, sus manos largas y delgadas esas manos de artista que se vieron forzadas a convivir con el trabajo diario y el sacrificio por sobrevivir en un mundo a veces injusto a veces… y el viento que repentino movía los árboles cansados por la espera de la lluvia que jamás llegó despertaron a Sandra se sus lagrimas huérfanas y el sonido de la puerta que se abre muy lejos y los pasos que se acercan lentos muy lentos que fácilmente no hubiesen podido oírse pero ella siempre los oía, era el, Alberto llegando de algún día pasado al hogar que siempre había abandonado, Alberto su Alberto…

viernes, 26 de octubre de 2007

MI UNICORNIO AZUL

Caminar por las calles de esta ciudad cautiva del amante océano, (lo mas sincero que he encontrado en estos 20 años de existencia) abrasada por el mineral que nutre su cuerpo de tierra usurpada, esta ciudad que se pierde a veces entre tantas caras distorsionadas y dolores mutilados por quien sabe que señor de bigotes colorados… pero que placer aquel de caminar entre las calles expectantes repletas de tantas almas vapuladas, Jamás hubiese imaginado que entre las tantas aficiones que me embargan la de simplemente caminar y mirar a la cara a tantos desconocidos que nunca volverán a cruzarse en mi camino me llene el espíritu de una extraña sensación de saciedad solo comparable con el éxtasis de inmiscuirme en el frenético ritmo clarividente de ser la diosa creadora de una pintura colorida jamás sentenciada siempre anhelada, el observar a la gente, observar el movimiento, las situaciones extrañas o engorrosas con las cuales me pueda tropezar, lo cruel, lo hermoso, lo calido lo frío, ser el mero espectador mudo de escenas cinematográficas perfectas, imaginar tantas cosas en tan pocos segundos, ver ancianos, ancianas, niños, niñas, hombres jóvenes, mujeres jóvenes, hombres marchitos, hombres radiantes, mujeres danzarinas, mujeres desgastadas, hombres bellos extremadamente bellos, mujeres bellas extremadamente bellas, hombres perdidos, mujeres encontradas, y quizás buscar entre tantas figuras ambulantes una fraccioncita de esperanza… disimular mi existencia camuflada entre la muchedumbre expectante, esa muchedumbre anónima que va y que viene, que viene y que va, caer presa del sonido colectivo, el sonido colérico de ese ir y venir de voces, de palabras que son como ráfagas de viento que llegan a los oídos sin previo aviso, gritos llantos risas pasos y mas pasos sobre el asfalto, un pobre mendigo tirado en un rincón casi inexistente me eriza la piel me da calofríos y no soy capas de sacar la mano de mi bolsillo por el simple hecho de aun convivir con el miedo… los colores grises contrastan con los calidos rojos y los sublimes azules, y el sol amarillo o las nubes impávidas resguardando el pequeño espectáculo que acontece sin invitaciones sin precauciones… no creo perder mi tiempo porque ese tiempo no es, no habrá sido, a veces quisiera llevar un cuaderno a todos lados y escribir como ahora con optimismo lo que mis ojos encantados puedan observar, o mejor aun llevar en mi cabeza una grabadora de imágenes fugaces que nunca en la vida volverán… ideas mas ideas que se vienen a la mente como llegan del cielo las palomas con tantas historias robadas de los techos de las casas, tantas casas, tantas cosas...

miércoles, 24 de octubre de 2007

Hay algo

Quiero besar tus labios esta noche
             Acariciar tu espalda con mesura
       Sucumbir perdida entre tus palabras mudas
  Dulcemente rosear mis besos en tu piel apasionada
         Respirar la brisa incandescente de tu cuerpo abstracto…

                       Pero solo consigo retraerme en recuerdos vagos
     De un pasado, de un presente jamás nombrado
               Oyendo el silencio forzado
                       Que me dice despiadado que jamás podré tenerte
         En esos ojos cautivos de este mundo por ti conquistado.


Tumultos de pies danzantes sobre el asfalto distante
A los amantes de amantes de amores sin sabor de amores amados

viernes, 19 de octubre de 2007

Comportamiento relativo


 

Absurdos pasos furibundos cercanos
Asiduo amante exhausto de esperar
¿Los cinco minutos de fama?
Los cinco minutos de fama nada más
Que es lo que piensa esa cabeza zarzamora
Tiene recovecos impenetrables
No podrá compartir alabanzas con nadie.
La sombra es deleite de entes luminosos
Y los júbilos solidarios de pequeños danzarines
Son sonajeras que no cesan y no cesan
Siga el camino amigo cuadrúpedo
Avance porque nadie le esperará nuevamente
Son tantas las veces que algo ocurriera
Y ya no, simplemente por el hecho de ser y no ser
Absurdas palabras enredadas e ignotitas
Pero no importa en fin el fin se aproxima
Viene cantando con su boca muda de miedo
Trae en los brazos tres cruces y dos saleros
Sembrando lo que quieran cuando no quieran
El ateo redimido se percina cuantas veces pueda
Los niños descalzos se esconden bajo mesas roídas
Asiduo amante toma un morral y se larga
Más vale que el soldado este vivo para la próxima…
Odio que crecerá sobre la tierra mojada
¿Y los cinco minutos de fama?
Trata de olvidar para no sufrir hasta la muerte
Que es lo que piensa ahora esa cabeza robada…

lunes, 15 de octubre de 2007

¿Yo?

No me importa esperar mas tiempo porque el tiempo no existe, somos solo una pintura que el pintor olvido terminar y prefiero pasear por cualquier camino cercano y mirar caras efímeras que jamás voy a recordar antes que una bala atraviese mi mente, y prefiero también abrir mis brazos hacia el cielo y sentir el sol quemando mi cara, sentir un nudo en la garganta verguenza de vez en cuando, comer naranjas, mandarinas y ciruelas tirar las pepas al suelo mojado para ver si el destino quiere que nazca un nuevo árbol y correr luego alrededor de una pileta encantadoramente refrescante, huir de una gitana colorida y corretear a las palomas llenas de mensajes vagabundos, sonreírle a un perro callejero seguirlo después ver cual es su destino, tan incongruente como el mío? cuando me aburra pensare en mis recuerdos añejos en esos recuerdos tan extraños que casi no recuerdo en esos aromas entre miel y juguetes de goma y gritare un nombre al viento, un nombre que me erice la piel y luego te iré a buscar, donde estés te iré a buscar sin importar a caso te vaya a encontrar subiré alguna montaña caminare y caminare por siempre quizás en esta ciudad quizás en otra, no se si tu seas quien yo creo pero te he soñado tanto, tanto te he soñado que me parece que te estas incubando en mi piel y perderé el miedo de sentir y de creer que alguien pueda amarme... quizás solo sean fantasías mi cabeza a veces esta tan llena de cosas que me pierdo fácilmente en la locura y el delirio, mi vida intangible, soy así y el mundo es y algún día yo seré y podré volar y dejar de estar atada en esa cosa que no me deja seguir en paz y algún día ya no estaré sola pensando en tí sino estaré contigo soñando contigo.

miércoles, 29 de agosto de 2007

Recuerdo no recuerdo

Eres como el cine recuerdo haberte dicho
Y lo dije, si, lo dije sin sentido ni motivo
Como alguna vez te ame sin motivo ni sentido
Hoy te recuerdo y ayer que llore sintiendo frío
Desgarrada el alma a pesar de todo te siento vivo
Como el cine tú un sueño más cometido
Como el amor yo un rival entristecido
Pero no importa entrañable no querido mío
Tú lejos hoy, cerca antes sin concebirlo
Yo ajena a tu vida a tu afecto a tu dominio
Tu envuelto en mis dramas, en mis tañidos
Sin siquiera sospechar lo en mi acontecido
Que calvario fue amarte sin juicio sin raciocinio
Desgarrada el alma a pesar de todo aun te siento vivo
Pero como el cine siempre en presente movido
Imágenes fugaces que rebozan el olvido
Facundia, facundia cine mío
Bríos perennes añorados reprimidos
Hoy te recuerdo y ayer que llore sintiendo frío
Eres como el cine así eres y habrás sido
Pero basta de sentires afligidos
Tú tiempo pasa así también pasa el mío

Mutílate despiadad

Difíciles palabras rebrotando sobre la cama
Sabanas recién puestas limpias suaves
Una ráfaga de viento se interpone y todo…
Todo se pierde se libra
El sonido de un espejo quebrado en el silencio
El temor de la sangre que cae por sus brazos
Amada amante de noches inverosímiles
Tu cuerpo fue cuerpo y tu alma explora nuevas ansias
Nunca entendieron tu forma de amar sin sentir
Escupidos tus pasos alabados tus brazos
No tengas miedo sigue aquel río rojizo hacia la muerte
Veraz lentamente perder valides
hombres mujeres y niños te serán inatentes
Piérdete en la nebulosa inconfundible de la inconciencia
Nacerás nuevamente.
Mutílate despiadada destino redundante

Elixir

Me marea tu aroma narcótico y melancólico
Triste pobre soñador fulminante
De pesadillas pasadas te olvidaste
Y ante tu camino visualizas la esperanza
No se por que aun te escribo
No se por que aun te llamo
No se por que aun te espero
No se por que y no respondes
Me traes historias que no quiero
Dulce malabarista de hipótesis rigurosas
De labios gustosos anhelo besarte
Y como saber quien eres como me pregunto
Y como no saber quien eres donde vas o donde estas
Olvide tu rostro tal vez
Olvide tu voz seguramente
Olvide hasta lo que nunca supe de ti
Pero aun así las fantasías persisten
Me confundo pronto y te mezclas con imágenes vagas de recuerdos recientes
La alegría se aleja y solo pienso en ti
Porque la manía del egocentrismo manifiesto puede mas
No se por que te escribo
No se por que no, no se por que si
Quisiera alcoholizarme en tu cuerpo abstraído
Quisiera y no quisiera debiera y no debiera
Huir por caminos baldíos seria más fácil que verte a los ojos en un sueño de esos.

viernes, 6 de julio de 2007

musaraña

somos solo simples marionetas y lo que es peor, no sabemos quien diantres mueve nuestros hilos, hay quienes dicen que dios otros que el diablo, solo se que este mundo es muy extraño, mas de lo que aparenta y que las cosas mas simples en el fondo son las mejores, a veces me hubiese gustado ser un animal salvaje pero otras hubiese preferido ser un pejesapo y otras una simple roca tirada en el camino prohibido para llegar a algún lugar secreto... quiero un día de estos dejar de ser yo y descubrir realmente quien soy, me da miedo mirar el cielo y pensar que nada de esto es cierto, mirar el cielo y ver tanta distancia entre el sol y la tierra y luego ver una pequeña hormiga caminando entre alguna rama de un árbol, somos todos iguales y somos todos diferentes, somos todos uno y a la vez ninguno, que mes es este, que año, que, cuando, como, donde, por qué, confusión en su mas puro estado, ideas vagas como hilos sueltos de distintos colores. se que actúo mal, no controlo mis impulsos me domina algo que no puedo identificar del todo, será temor, será reacción involuntaria, será estupidez, inmadurez, idiotez... entonces soy una simple idiota que gusta de comer naranjas bajo la luna llena mirándole los zapatos a algún desconocido...

VUELVEN


Torbellinos negro azulinos vi pasar sobre mi cabeza
Intente detenerlos pero ya estaba dentro de ellos
Al principio debo revelar me sentí feliz
Pero llegado el tiempo comencé a marearme
Y manzanas nebulosas salían de mi boca
Eran muy pequeñas y nunca las quise comer
Los frutos dulces y sabrosos solo eran recuerdo.

De otros tiempos me enamore y hoy solo respiro
Y no vivo por vivir solo vivo por juzgar
Y aunque crezca en mi algún sentimiento infame
Siempre seré la misma, enclaustrada tras torbellinos
Paredes que se mueven aparecen y se van
Pobres mis manos temblorosas.

Solo mi mente duerme con la llegada de armonías
Y considera que el rol me pertenece y puedo increpar
Porque se siente tan mal la vida al oír esa voz
Mis gritos en silencio ocultos tras el agua que brota
Miro cristales contra el sol y trato de correr
Pero se que en el fondo solo quiero estar dentro
Oculta ajena a todo y a la vez participe de nada
Que destino impío, desprecio ante mi senda

Todos los días pienso y de tanto pensar pierdo la mira
Ojos cansados que solo quieren marcharse tras aquellos…
Torbellinos negro azulinos que pasaron un día y jamás se fueron
Intente detenerlos pero ya estaba dentro
Los alimente con manzanas y mis sueños reprimidos
La conciencia fortuita que inundó mi cavilar algún día
Algún día dejara de temblar.

reinvento

No podría explicar ahora con palabras concretas o reales lo que pretendo escribir, y es tal mi confusión que ni siquiera el mas puro y noble ser posado sobre la faz de la tierra podría entenderme, a mi tan sombría tan lombriz, tan llena de temores y virtudes a mi que estoy plasmada por una especie de sentimiento constante y que a veces sube y otras veces baja, a mi… puedo ver el horizonte y pensar muchas cosas tantas que no las podré contar jamás y tan ocultas tan silenciosas, pero no me importa demasiado pues acostumbrada estoy a tan solo observar y analizar el acontecimiento de los hechos, a sentirme póstuma de mi propio reflejo pero eso cambiara, un día me lo prometí y lo voy a cumplir, porque para que quiero seguir sufriendo en este mundo donde el sol brilla tan hermoso y el ocaso me convierte en la presa melancólica de sueños y melodías naufragas que vagan sin cesar por cada recoveco de la ciudad, esperando a ser tomados con las palmas abiertas, y bien, quizás si, el planeta este sucumbiendo ante una batahola de maldad y codicia, de miedo y desesperanza pero siempre estarán esas almas piadosas que luchan con todo el amor que poseen para cambiar la historia… y realmente admiro a quien siente con los ojos cerrados.

2006

viernes, 15 de junio de 2007

Saludos cordiales

Mucho tiempo puede transcurrir para que una persona logre darse cuenta de que su vida es una mierda, pero cuando pasa, pasa, y no se puede hacer nada ante lo inevitable, hoy, ayer, mañana, tube un mal día, y en sí que es un mal día, un dia que no es bueno, y entre lo malo y lo bueno prefiero lo bueno...
Hola soy carolina Laura o Laura Carolina