viernes, 26 de octubre de 2007

MI UNICORNIO AZUL

Caminar por las calles de esta ciudad cautiva del amante océano, (lo mas sincero que he encontrado en estos 20 años de existencia) abrasada por el mineral que nutre su cuerpo de tierra usurpada, esta ciudad que se pierde a veces entre tantas caras distorsionadas y dolores mutilados por quien sabe que señor de bigotes colorados… pero que placer aquel de caminar entre las calles expectantes repletas de tantas almas vapuladas, Jamás hubiese imaginado que entre las tantas aficiones que me embargan la de simplemente caminar y mirar a la cara a tantos desconocidos que nunca volverán a cruzarse en mi camino me llene el espíritu de una extraña sensación de saciedad solo comparable con el éxtasis de inmiscuirme en el frenético ritmo clarividente de ser la diosa creadora de una pintura colorida jamás sentenciada siempre anhelada, el observar a la gente, observar el movimiento, las situaciones extrañas o engorrosas con las cuales me pueda tropezar, lo cruel, lo hermoso, lo calido lo frío, ser el mero espectador mudo de escenas cinematográficas perfectas, imaginar tantas cosas en tan pocos segundos, ver ancianos, ancianas, niños, niñas, hombres jóvenes, mujeres jóvenes, hombres marchitos, hombres radiantes, mujeres danzarinas, mujeres desgastadas, hombres bellos extremadamente bellos, mujeres bellas extremadamente bellas, hombres perdidos, mujeres encontradas, y quizás buscar entre tantas figuras ambulantes una fraccioncita de esperanza… disimular mi existencia camuflada entre la muchedumbre expectante, esa muchedumbre anónima que va y que viene, que viene y que va, caer presa del sonido colectivo, el sonido colérico de ese ir y venir de voces, de palabras que son como ráfagas de viento que llegan a los oídos sin previo aviso, gritos llantos risas pasos y mas pasos sobre el asfalto, un pobre mendigo tirado en un rincón casi inexistente me eriza la piel me da calofríos y no soy capas de sacar la mano de mi bolsillo por el simple hecho de aun convivir con el miedo… los colores grises contrastan con los calidos rojos y los sublimes azules, y el sol amarillo o las nubes impávidas resguardando el pequeño espectáculo que acontece sin invitaciones sin precauciones… no creo perder mi tiempo porque ese tiempo no es, no habrá sido, a veces quisiera llevar un cuaderno a todos lados y escribir como ahora con optimismo lo que mis ojos encantados puedan observar, o mejor aun llevar en mi cabeza una grabadora de imágenes fugaces que nunca en la vida volverán… ideas mas ideas que se vienen a la mente como llegan del cielo las palomas con tantas historias robadas de los techos de las casas, tantas casas, tantas cosas...

miércoles, 24 de octubre de 2007

Hay algo

Quiero besar tus labios esta noche
             Acariciar tu espalda con mesura
       Sucumbir perdida entre tus palabras mudas
  Dulcemente rosear mis besos en tu piel apasionada
         Respirar la brisa incandescente de tu cuerpo abstracto…

                       Pero solo consigo retraerme en recuerdos vagos
     De un pasado, de un presente jamás nombrado
               Oyendo el silencio forzado
                       Que me dice despiadado que jamás podré tenerte
         En esos ojos cautivos de este mundo por ti conquistado.


Tumultos de pies danzantes sobre el asfalto distante
A los amantes de amantes de amores sin sabor de amores amados

viernes, 19 de octubre de 2007

Comportamiento relativo


 

Absurdos pasos furibundos cercanos
Asiduo amante exhausto de esperar
¿Los cinco minutos de fama?
Los cinco minutos de fama nada más
Que es lo que piensa esa cabeza zarzamora
Tiene recovecos impenetrables
No podrá compartir alabanzas con nadie.
La sombra es deleite de entes luminosos
Y los júbilos solidarios de pequeños danzarines
Son sonajeras que no cesan y no cesan
Siga el camino amigo cuadrúpedo
Avance porque nadie le esperará nuevamente
Son tantas las veces que algo ocurriera
Y ya no, simplemente por el hecho de ser y no ser
Absurdas palabras enredadas e ignotitas
Pero no importa en fin el fin se aproxima
Viene cantando con su boca muda de miedo
Trae en los brazos tres cruces y dos saleros
Sembrando lo que quieran cuando no quieran
El ateo redimido se percina cuantas veces pueda
Los niños descalzos se esconden bajo mesas roídas
Asiduo amante toma un morral y se larga
Más vale que el soldado este vivo para la próxima…
Odio que crecerá sobre la tierra mojada
¿Y los cinco minutos de fama?
Trata de olvidar para no sufrir hasta la muerte
Que es lo que piensa ahora esa cabeza robada…

lunes, 15 de octubre de 2007

¿Yo?

No me importa esperar mas tiempo porque el tiempo no existe, somos solo una pintura que el pintor olvido terminar y prefiero pasear por cualquier camino cercano y mirar caras efímeras que jamás voy a recordar antes que una bala atraviese mi mente, y prefiero también abrir mis brazos hacia el cielo y sentir el sol quemando mi cara, sentir un nudo en la garganta verguenza de vez en cuando, comer naranjas, mandarinas y ciruelas tirar las pepas al suelo mojado para ver si el destino quiere que nazca un nuevo árbol y correr luego alrededor de una pileta encantadoramente refrescante, huir de una gitana colorida y corretear a las palomas llenas de mensajes vagabundos, sonreírle a un perro callejero seguirlo después ver cual es su destino, tan incongruente como el mío? cuando me aburra pensare en mis recuerdos añejos en esos recuerdos tan extraños que casi no recuerdo en esos aromas entre miel y juguetes de goma y gritare un nombre al viento, un nombre que me erice la piel y luego te iré a buscar, donde estés te iré a buscar sin importar a caso te vaya a encontrar subiré alguna montaña caminare y caminare por siempre quizás en esta ciudad quizás en otra, no se si tu seas quien yo creo pero te he soñado tanto, tanto te he soñado que me parece que te estas incubando en mi piel y perderé el miedo de sentir y de creer que alguien pueda amarme... quizás solo sean fantasías mi cabeza a veces esta tan llena de cosas que me pierdo fácilmente en la locura y el delirio, mi vida intangible, soy así y el mundo es y algún día yo seré y podré volar y dejar de estar atada en esa cosa que no me deja seguir en paz y algún día ya no estaré sola pensando en tí sino estaré contigo soñando contigo.