sábado, 29 de diciembre de 2007

Sueños de flores


De las tantas cosas que una hormiga roja puede contarle a una persona durmiendo en el pasto de un parque cálido y acogedor donde los pájaros juegan a tejer historias de recuerdos olvidados junto a las hojas de las ramas de los arboles de las raíces de los nidos de los búhos, No existirá mayor placer en el mundo que llevar el nombre de una flor, si, nombres de flores hay tantos y tantos hay nombres de las flores para mujeres para hombres y que especial a de ser llevar un nombre de semejante calibre...
Girasol, que bella flor, gira su cabeza siguiendo a su dios, y es tan feliz porque no tiene complejos se siente hermoso danzando a diario y regalando al mundo su alegría y dicha su amor por ese astro maravillado, irradia energía la flor enorme que gira y gira y las nubes quiere alcanzar celosas de que quizás a ellas las quiera mas. El su soberano. Si supieran que feliz es verlos tratando de escapar a través de la muralla verde de esa casa en la esquina de todos los días asomando su cabecita amarilla todas juntas como niños curiosos alimento para el alma alegría sin sosiego por eso en simplificar todo a una solo palabra "maravilla" ante el camino de cualquier desconocido si se cumpliera un sueño de la humilde narradora un día soleado en sus manos una carta de un poeta llamado Girasol Igor Rodríguez Miraflores ojalá llegara por lo menos en un sueño de los tantos que aun quedan por soñar.