miércoles, 10 de diciembre de 2008

de esas historias en la arena


Para el agua la salada que la luna y el sol brillaban, época era de cantos en las gaviotas volantes y en las sábanas fantasmas blancas que se doblaban en aromas rojos.
Era como un cerro que respiraba debajo del mar con las nubes que danzaban, Pero de reojo te miro y veo caracoles en tu pelo, se van a tus oídos aguardan en tu boca y cuando ya me hubiste besado los tengo yo en mis ojos contemplando aquellas nubes transparentes de colores carmines y aromas de amapolas y tulipanes celestes. y yo en tu pelo veía caracoles que caminaban, se metían en tus orejas y salían por tu boca para la mía y allí se quedaban, un rato mas nuevamente hasta mis ojos donde el sol se ponía en la línea fija a la distancia y los colores permutaban nuestros tenues alientos en la arena.

Tenemos el uno del otro un parque nuevo cada día, somos felices bailando en las calles soleadas de todos los mares.

sábado, 1 de noviembre de 2008

Hola Noviembre


Daltina, temblando de miedo, abrió su mano y mostro la moneda a la bruja.
-¡Es la moneda mágica! -Exclamó ésta- ¡Vamos! ¡Dámela!
-Pero ¿qué estará haciendo otra vez? -decía al rato el padre, mirando sin duda hacia la puerta, y entonces lentamente se reanudaba la interrumpida conversación.
¿Acaso era un animal, que la música tanto le impresionaba?
Novia (temblando): No puedo oírte. No puedo oír tu voz. Es como si me bebiera una botella de anís y me durmiera en una colcha de rosas. Y me arrastra, y sé que me ahogo pero voy detrás.
Criada (cogiendo a Leonardo por las solapas): ¡Debes irte ahora mismo!
Leonardo: Es la última vez que voy a hablar con ella. No temas nada
Novia: Y sé que estoy loca y sé que tengo el pecho podrido de aguantar, y aquí estoy quieta por oírlo, por verlo menear los brazos.
-Advierte, Sancho -Respondió Don Quijote-, que hay dos maneras de hermosura: una del alma y otra del cuerpo...
Y luego que hubo anochecido, se le entreabrieron los ojos. Oh, un poco, muy poco. Era como si quisiera mirar escondida detrás de sus largas pestañas.
-No lo creo, padre; debo advertirle que nunca hasta ahora hubo de escuchar una lista de pecados mortales y veniales tan larga como va a ser la mía.
-¡Si la hubierais conocido! -dijo, apretándome la mano-. Era digna de que la conocierais.
Werther fue conducido por jornaleros al lugar de su sepultura; no le acompañó ningún sacerdote.


Extractos minúsculos de libros abiertos al azar de mi humilde biblioteca personal
-La última bruja.......... José Luis Carrasco
-La metamorfosis y otros relatos.........Franz Kafka
-Bodas de Sangre........... Federico García Lorca
-Don Quijote de la Mancha (tomo IV).......... Miguel de Cervantes
-La amortajada y el árbol........... María Luisa Bombal
-Werther............... Goethe

domingo, 19 de octubre de 2008

laseresresa

cuando miro la primera estrella que se pinta en el cielo en el instante preciso en el que el sol ya se hubo sumergido bajo el mar, pero no son más que recuerdos vagos de consonantes disonantes que deambulan por el subconsciente y no tienen cabida en la memoria primaria.

viernes, 10 de octubre de 2008

En la esquina, en esa esquina donde había un árbol un árbol azul rodeado de rosas que a veces colgaban misteriosamente de las ramas, jamás supe quien las ponía allí pero siempre supuse que era klenso aunque nunca supe que klenso existía, aun así eran hermosas y expelían un aroma sublime que erizaba los bellos de mis brazos
Klenso me beso las pestañas y yo absorbía el aire de aquel instante para no olvidarlo nunca pero lo olvidé más rápido de lo que yo creía.

lunes, 6 de octubre de 2008

Cielo es nubes son




El otro dia caminando por una vereda me encontre una moneda de un peso y la tome y la meti en mi bolsillo, mi bolsillo tenia cara de almendra y yo le dije "oye bolsillo no seas como una almendra molidad" mi bolsillo se puso a reir y juntos mas la moneda de un peso comenzamos a mirar las gaviotas que empezaban a aparecer, despues se nos hizo de noche y nos encontramos con un gordito muy simpatico que no podia ver mi bolsillo pero si podia dibujar marionetas con aretes y coloretes en las majillas... y bueno ahora se me hace tarde.

martes, 23 de septiembre de 2008

Cartuturubú


“En el mundo de los titiriteros nunca fue un muy buen titiritero quien nunca domino el arte de titiritar sus propios dedos, sabias palabra brotaban de la boca de Alberta aquella tarde, el sol casi se esfumaba tras las colinas mustias de arces e higueras, y Alberta movía lento la lengua dentro de su boca sabía que la oía, sabía que podía leer sus labios de cartulina, sabía ella de mi presencia oculto en algún rincón de la habitación, pero prefería disimular a tal punto en que ni siquiera imaginaba que yo estaba allí, pero era cierto, eran ciertas sus palabras, en el mundo de los titiriteros todo ocurria tras los dedos, lo sabíamos bien, yo y ella veníamos de allí, Alberta y yo, yo y Alberta, solo que yo morí hace ya varios años y ella aun resiste con las uñas cada vez más cortas de sus manos cada vez más largas. Había un olor pegajoso en el ambiente, una mezcla de infusión añosa y crema de mandarinas, fue entonces que note como Alberta se refregaba las manos con un espeso menjunje color mantequilla y me introduje en un adorno de un ángel celeste rezando hacia el cielo y pensé en lo complicado que me resultaría rezar y mas aun en lo complicado que le resultaría rezar Alberta con ese menjunje entre los dedos y aturdidamente empujé al ángel que en vez de volar se fue boca abajo hacia el suelo y del sonido de la ceramica partida en cientos de pedazos y el grito del ángel la vista de Alberta llego hacía mis ojos, me descubrió.
En el mundo de los titiriteros conocimos a Cartuturubú un pequeño adefesio de colores agradables y nariz puntiaguda, era diminuto, casi invisible, solo podíamos verlo si realmente queríamos verlo porque de lo contrario lo veíamos pero no éramos capaces de reconocer lo que veíamos. Así como en este mundo en el mundo de los titiriteros había árboles de muchos colores y de muchos tamaños, la única diferencia entre los árboles del mundo de los titiriteros con los de este mundo era que en el mundo de los titiriteros los árboles podían caminar y gritar un nombre cada cuarto de siglo y era una bendición para el afortunado que oía su nombre gritado por un alerce fornido frente a un lago de espátulas carmines. Cartuturubú nos presento tantas maravillas en ese viaje que de seguro no olvidaremos.

martes, 26 de agosto de 2008

el sonido de algo

Quizás no sea prudente dijo Alberta mirando la cuchara plateada que reflejaba sus largas canas ondulantes, quizás sea solo un sueño más que no vale la pena revelar repitió con una voz sutil que se asemejaba mucho al sonido de las olas pardas de alguna playa olvidada de algún paseo solitario, Quizás fue solo un sueño y los sueños son de ese elemento que es tan constante que no revelaré el nombre porque ni siquiera se de que están hechos, luego Alberta procedió a poner la cuchara frente a su rostro y vio su cabeza invertida y sonrió, simplemente sonrió, le sonreía a la cuchara, le sonreía a la luz que en ella también se reflejaba, la luz que llegaba desde el techo en aquella habitación tan lúgubre desde la ampolleta amarilla que parecía todo saberlo y que colgaba como un perezoso lo hace en un árbol de la selva, le sonreía a sus ojos, los veía tan oscuros y con lunares, sus ojos divertidos colgando igual como los perezosos y como la ampolleta, veía sus arrugas e intentaba navegar entre las grietas para llegar hasta la nariz donde dormía un viejo ecuánime que jamás quiso salir por mas dedos que no entraron nunca y que entraron cuando no había tiempo para nada y cuando dejó la cuchara sobre la mesa junto a la tasa ya vacía de té de rosa mosqueta cerró los ojos y suspiró, suspiró tan fuerte que toda la habitación suspiró junto a ella, suspiro la cuchara junto a la taza y los restos de té que dentro de ella quedaban, suspiraron los tres cuadros pegados a las paredes y dentro de los cuadros cada escena suspiro sin desmedro, suspiraron los cisnes navegando en una laguna azulada, suspiraron los campesinos cultivando tomates bajo el sol pavoroso de algún verano de 1949 y suspiraron las tres niñas vestidas de rosado sentadas en una ventana llena de flores, suspiraron los candelabros y las velas derretidas sobre el aparador que a su vez también suspiró, suspiraron los visillos tenues y los bordados de las cillas, suspiraron las patas de la meza cansadas de estar de pie por tantos años, suspiró la misma silla en que Alberta estaba sentada, suspiró la puerta y el cerrojo y los guardapolvos y todos aquellos objetos que olvidé mencionar suspiraron igual, al unísono y el suspiro se llevo todo de aquel cuarto en aquel preciso instante, se llevo todo lo que no tuviera forma por ende el cuarto seguía igual que hace un segundo atrás y Alberta abrió los ojos miró la ampolleta y dijo…

viernes, 15 de agosto de 2008

Aleborí

cuadrados en los pies, cuidado si te pillan desprevenido, la retícula endoplasmatica siempre te persigue, quizás ahora seas infértil y nunca podrás tener hijos más yo me la imagino a ella amamantando a un pequeño querubín de cabellos delgados y sensibles y otro pequeño juega a atrapar las burbujas que el perro lanza con cada movimiento de su cola, es extraño, es una azotea el sol comienza a marcharse pero desprende sus más hermosos halitos de pereza y asombro, hay árboles en maceteros rojos y plantas con formas de mariposas y flores que giran como remolinos, el viento es fresco y con el trae todo tipo de amores, el nene esta saciado no desea más leche y decide salir a volar un rato, ella deja que se marche porque sabe que siempre vuelve pero antes lo besa en la frente. El perro que ladra a cada instante comienza a emitir un sonido de guitarra, los acordes son hermosos y joviales, y ella es tan feliz así... Fatamorgana duerme en tus calcetines cuando crees que todo es un misterio, fatamorgana piensa en ti a cada instante a cada sombra y en cada consonante cuando una paloma celeste rosó tus mejillas sin siquiera notarlo… fatamorgana no existe pero tiene muchas frutas.

lunes, 4 de agosto de 2008

oiga nuevamente llegará usted tarde!

Será que las mañanas de agosto siempre son buenas para escribir y para soñar, será que las responsabilidades se escapan por los dedos y van a parar a algún terreno baldío de alguna ciudad sin parque de diversiones.
No señor dios no admitiré que soñé con usted, no lo admitiré pero dentro del sueño descubrí que no existía pero aun así quiero creer en usted, este es un poema que tenía guardado desde hace tres años cuando yo tenía como 67.



Hoy es domingo mañana es jueves
olores que se mezclan con dióxido de carbono
materialismo impuro
me iré junto al mar, junto al océano
bailaremos por la noche al son de las olas salinas
junto al mar haré el amor
con el mar haré el amor
y mi candor se esconderá tras paredes de papel ilusa
ya no te espero nunca más, me voy junto al mar
pero siempre en las rocas.

Bueno la idea principal de este poema venia de una historia que hablaba de una muchacha de unos 24 años que anteriormente fue hombre pero se sometió a una cirugía y cambio su sexo, se enamoró de un chico, el más bello y este a su vez se enamoró de ella, todo iba bien, el le presento a sus padres ella a su tía abuela ciega y sorda, caminaban por la orilla de la playa tomados de la mano sin zapatos y jugaban a perseguir las olas, fue un día domingo, y como siempre fabricaban barquitos de papel y los ponían a flotar, ella hizo uno rosado con ventanitas y hasta personas dentro, el hizo un velero plateado con puertas y cada uno se subió a su propia embarcación, se lanzaban besos y los besos bailaban junto a las olas, que felices eran, que sutiles se sentían, danzando al compas del viento las olas y las gaviotas, todo iba perfecto, el clima era hermoso el amor que se engendraba se veía bien, llegó el atardecer y un arrebol perfecto les enmudeció la boca y los ojos se les pintaron de asombro y todos saben lo que paso después, pues el chico se enamoró una tarde de la tía abuela de la chica, se enamoraron fulminantemente porque la tía abuela le revelo al chico a través de un sueño lucido que la muchacha había sido chico con anterioridad, y la tía abuela tuvo dos hijos a uno le pusieron Marioneta Frades y al otro Diego Soto en fin bueno a todo esto la tía abuela era picara entonces engaño al muchacho muchas veces con don José Alfredo Fuentes y se dudaba si Diego Soto era realmente hijo del chico o de José Alfredo Fuentes, el chico lloraba siempre pero se secaba las lágrimas espumosas con diarios...
De la muchacha de 24 no se supo nada se dice que le entrego un poema a una mujer que murmuraba rancheras en la trescientos 24 y esta a su ves le murmuró el poema a un gato albino por allá en un puerto de pescados fritos y el gato llego a mis oídos un domingo 24 de septiembre de 1987 cuando yo tenía 1 años e incluso menos.

jueves, 31 de julio de 2008

Vidrio


Son espesas palabras que pocas personas pueden comprender, en lo personal nunca pude hacerlo, lo cual me convierte en un ser incapaz de comprender palabras espesas, cada día que pasa los ojos se nublan un poco mas, quizás mañana ya no pueda ver ni mi sombra, quizás nunca pueda ver ni mis pasos y así seguirán los días hasta que algo haga que la tierra deje de girar.

Tengo ganas de gritarte, de gritarte en la cara que quiero comerme tus uñas y quiero saborearlas por la noche cuando el cielo es tan claro que todo se ve tan oscuro pero te vuelves de vidrio de vidrio frío y lejano de vidrio polarizado y veo al gato mirar las moscas y la criatura no me da respuestas esta tan feliz observando la danza espectral en blanco y negro.

Las palabras se me enredan en el pelo, con mirar no basta, con soñar no alcanza, Vidrio, agudo sonido abstracto de las copas que rompió el gato al mover su loca cola negra su loca cola de grafito pintada en degradaciones somníferas y pasajeras y porque no decirlo hermosas.

Uno a uno los cabellos comienzan a elevarse me alejo y me alejo de aquella idea y este invierno será más aun más aun frío aun mas que más aun que todos y que ninguno y que cualquiera que vendrá frío de copas.

domingo, 27 de julio de 2008

De esas ramas.

Caracol
Caracol de tierra
Caracol de Mar
Amar, Amor, Amantes, Amargados
Frasco de líquido fragante, Frasco de líquido
Frasquito
Liquidito fluctuante flameante
Frenesí
CARACOL locarac CARACOL locarac
Los caracoles olvidan sus nombres cuando pierden el caparazón
Así como:
¿Tortugas de agua?
de tierra
de sol
de luna
¿Desfiguración de huesos?
me quedó el rastro de su cálido beso
Vértigo
Ayer
Tarde
Estatua, sueño, pies, zapatos, pestañas,
café violeta

CARACOL CARACOL CARACOL CARACOL
¿Donde?
Amar, amantes, amores amargados amordazados
y él se difuminó, aparece en la fruta y se pierde en lasrodillas
cuidate mucho.

domingo, 20 de julio de 2008

El diario Maniatico de Fernando León Lali


Hola, tengo un trozo de coco entre mis dientes, es la primera vez que como coco natural partido con un martillo ¿Sabías que el coco era una fruta? Ahora sé que lo es y me alegro por eso pero me entristezco por el dolor en mi columna, pasa a menudo en estos días que no he tenido momentos de descanso de recostarme en la arena húmeda de alguna playa solitaria y mirar las nubes y mis manos en contra del sol, tengo unos deseos incontrolables de lanzarme al mar y convertirme en delfín pero sigo en mi propósito de comer frutas y examinarlas, ayer fui al supermercado y las frutas que allí habían eran todas muy desabridas lo sabía tan solo por sentir su aroma, las mandarinas parecían pequeños muñecos de plastilina y las manzanas eran tristes niñas vestidas de un rojo pálido que no encendía el corazón de nadie… y hay que pensar en el jugo de piña con durazno. al final me detubieron los guardias porque me dio un arranque de locura enfermiza y empece a morder todas las frutas y pequé con las verduras todo fue un frenesí hasta que al fin reaccioné y le mordia los dedos a la cajera que tenía cara de moneda vieja y un lunar peludo en su mejilla izquierda...

sábado, 12 de julio de 2008

Caminando en circulos


Ayer dos señoras caminaban y al pasar junto a mi ese aroma soñoliento de flores guardadas en frascos antiguos se introdujo en mi nariz como el humode un cigarro apagado con la lengua, confieso ver tu forma freente a mi rostro ver tus largas extremidades y tus labios tan bien formados, una sonrisa se me escapo de la boca y yo soloquería ir detras de ellas para volver a respirarte, pero es ilogico e indevido porque las personas son como mariposas que a veces pasan por ti y luego se marchan y las mariposas no podemos detenerlas en jaulas ni en cajas de papel mantequilla, bella experiencia la vivida efimera quizas e incluso difusa como la poesia que se escribe en las rodillas.


miércoles, 9 de julio de 2008

domingo, 6 de julio de 2008

acariciaba los pliegues de tu cuello cuando me quedaba dormida


Recuerdo que hace tres meses soñé contigo, tenias en tus ojos una extraña flor de color verde, tus canas se habian marchado y tu diente de oro ya no estaba en tu boca como un calor en el estomago... tu risa no volví a oirla dese entonces y tampoco esas palabras que provocaban sensaciones diversas de ternura, agrado, tranquilidad en mi. Hay tanto en el mundo que no es visible ante los ojos y sin embargo existe y lo hace como en una segunda piel de universo paralelo. Dos pieles, tres pieles, cuatro pieles, siete pieles y a Dios lo tienen en algún sol de alguna otro planeta, redondo y brillante, de domingos se poco y de dioses menos, solo se que hace tres meses soñé contigo y hoy volví a hacerlo y cantabas y yo te oía como lo hacia antes ¿lo recuerdas? Nunca es tarde para decirte que te quiero auque sea en sueños.

Intraluminal


Imagen versus palabra o imagen en accion de la palabra o palabra buscando ser imagen o color o sombra de alguna bicicleta amarilla o un triciclo estancado en el techo de una casa... soñé que recorria un cementerio y era extraño, absolutamente extraño.





Son historias escritas en el techo de nuestras cabezas, hay que levantar la mirada de pronto y nunca sabes con lo que te encuentras.

viernes, 4 de julio de 2008

Nunca es tarde para empezar a contar palomas.


Delfina aquella tarde no encontraba sus lentes, los busco por todos los lugares imaginables y aun mas en los inimaginables, no estaban sobre la mesa ni en sus patas, no estaban bajo la almohada ni dentro de ella, entre los platos sucios apilados de la cena anterior menos aun... se fueron por el agujero de algún recuerdo olvidado, pensaba ella. Delfina no podía ver nada, todo era una nube luminosa de formas sin forma ni limitaciones, los colores transpiraban energía delirante y ella sentía que en cualquier momento perdería la razón y caería al piso sumida en la sensación más placentera que sus sentidos hubieran podido imaginar como cuando Frank acaricio sus axilas, Frank siempre adoro sus axilas pero Delfina aun mas adoraba las de Frank aunque nunca pudo verlas… se amaban con ropa en el piso de algún lugar inexistente jamás vieron sus cuerpos desnudos reposar sobre sabanas floreadas pero sintieron la piel contemplada de frío y placer, mínimo placer máximo placer como el denominador subjetivo de los lentes que Delfina perdió aquella tarde… hoy es domingo y mañana es jueves y quien nace un jueves no es igual a quien nace un domingo pero si su nombre es Domingo y nace un jueves esta liberado de toda culpa existente.


Libélula Narcótica que se mete en mis oídos y me inventa estos escritos...

domingo, 22 de junio de 2008

nada


Me encantaría ser como mis letras, ser libre, sin restricciones, me gustaría ser como palabras enajenadas de pasión y locura pero simplemente soy un ser humano que siente, siente y siente el alma la calma se escapa y siente, siente el doble que el resto de la gente…

nada

jueves, 12 de junio de 2008

Donde me voy a refugiar cuando


Respirar calma y caminar 

Cerrar los ojos 

Juntar las manos 

Las flores tienen dulce aroma cuando la calma reina

Y no hay sentimientos de culpa en el alma

Uno nace solo para ser feliz

Y eso que las mariposas jamás se escapan

La música baña tus oídos sin tocarlos

Como me gustaría ser tú música 

Pero debes haber olvidado todo

y al mismo tiempo nada

Así es este mundo y así somos.


miércoles, 4 de junio de 2008

Iniciación bíblica para soberanos y menesteres

Hoy salí a la calle temprano y junto a un árbol ví un gato negro, intente acercarme a el pero huyó como una fiera asustada por un depredador mayor, lo que me recuerda que soñé con la palabra omnívoro y que alguien explicaba que los animales omnívoros eran los que nacían de los huevos creo que esos son los vivíparos, mis sueños se están volviendo locos y yo solo quería a ese gato negro parado junto al árbol que esta fuera de mi casa...No es temprano, pienso, estoy haciendo dos cosas al mismo tiempo, y me doy el lujo de escribir aquí por la simple razón de que se me antoja... ¿quiero ser a caso un gato negro?

Hola me preguntan que estoy haciendo y yo digo que estoy limpiando el computador, -¿quien se comió los yogures de la Ángela? tan zeta me dormí yo no supe ni de mi alma Lili - ya -así con la weaita- este cartero se demora tanto en venir a dejar las cosas - ah estaba viendo al Rocha anoche Lili¿?¿?¿? quisiera controlar el tiempo……………………………………………………………………………………….

Poema triste y algo manchado

Carolina no enlaza las palabras correctamente
Imposición de anulación de emociones
Quiero ser María la del barrio
¿Por qué no puedo ser María la del barrio?
Cuando las aspiraciones se largan con la aspiradora
No queda más que la sensación de tristeza
Y yo que quería ser poeta
Y el mundo que es un enorme arenal
Será más fácil ser María la del barrio
Mundo tan contradictorio.

sábado, 31 de mayo de 2008

Me dicen que me dicen que no me dicen nada



Ocho ocho ocho ocho y novecientos
mas cuarenta por ciento de diecinueve
me vengan a la división sixagecimal amanecer de terciopelo celeste.

Fragancia, quiero fragancias de olores florales, incienso, perfumes, quiero frutas frescas en canastas de mimbre, olor a madera mojada, olor a ropa recién lavada, quiero sentir la caricia del sol fresco un día viernes por la mañana, todo eso quiero y mas y mas quiero, quiero sentir que en mi barriga rebullen dorados gusanos pintados de rojo quiero mirar las estrellas y arrancar suspiros con los ojos, quiero dulce, quiero amargo y quiero salado... olor a menta, romero, cilantro, albahaca, paico, hierva luisa, canela... quiero canela en un té un té bien cargado y con hormigas flotando para dar la sensación de extravagancia si no y locura acida.

cinco cinco cinco cinco y trescientos veinte
menos tres tristes tigres trigo tragando en un trigal
mas tarde será mas tarde.

domingo, 25 de mayo de 2008

No hay pan para los gatos...



Hoy es tres de febrero, estoy de cumpleaños, ni siquiera yo misma tengo la certeza de que edad cumplo pero supongo que deben ser 85 o 87 la verdad es que no estoy segura, ni siquiera estoy segura si soy yo quien escribo esto, porque no lo escribo yo, lo escriben dos manos, debería ser solo una mano pero son dos, y de un cuerpo y mente que no son las mías, yo no soy quien escribe, en verdad no podría explicar ahora coherentemente lo que pretendo explicar pero me calmo con tan solo decir que soy una anciana y que ya en esta vida no me queda mas nada, en un par de años moriré y no sabré de mi ni de este mundo...
y las personas recuerdan tan rápido la música y es que los años se largan así como se largan los niños de la infancia y es que la vida se curva cuando la joroba crece y las uñas se encarnan en los zapatos gastados de tanto andar.

Sonido de zapatos arrastrándose en el suelo, anciana de traje negro y pañuelo en la cabeza deja ver su cabello blanco de cenizas olvidadas cuando cae el pañuelo hasta el piso de madera envejecida así como sus manos hirviendo en arrugas y su rostro manchado de historias de tantas cosas (suspiro) suena un piano de pronto que no esta en la habitación, la anciana no lo oye, no oye nada, y mira a través de una ventana que solo esta en sus ojos.

Anciana de vestido verde y cintas rojas en el pelo, tiene un anillo de colores inconclusos en su mano derecha, se acerca a un rosal y comienza a hablarle a las rosas...-Hola niñas ¿como están? ¿Les gusta el clima? a mi me encanta y aunque no me contesten yo las siento febriles en su rojo de labios en carne y sangre ardiente. Niñas creo que me iré de casa, estoy cansada de que la gente aquí me vea como una anciana loca, yo no soy como las demás, ¿ustedes saben eso? no se que edad tengo ni me interesa pero lo que realmente me interesa es no perder mi cordura, ellos no creen que yo aun razone piensan que me visto asi porque estoy demente pero si lo hago es porque estoy feliz porque estoy enamorada de un árbol que se llama vida, Niñas solo quiero una cosa, cuando muera yo quiero ser una rosa... puntos suspensivos close up a los ojos de la vieja hermosa.

Abuelo comiendo pan mirando la tele, no tiene dientes, solo le quedan tres, sus manos marcadas por el trabajo y la vida dura lo delatan en un cuerpo carcomido por los años, con sus dedos hace bolitas de miga de pan, mira el techo de vez en cuando para ver si no andan gatos por el tejado, tiene una fobia espantosa a esos animales, desde que su mujer murió no ha vuelto a admitir en su casa a un solo gato...

viernes, 23 de mayo de 2008

¿Cuando me disparas?

Así era la historia, simple, sin análisis sin fundamentos, simple, lo mas simple que pueda encontrarse en el camino de la simpleza
Ella abrió la puerta una mañana sin esperar nada esperable
la abrió asi como se abren las ventanas
encontró un canasto, un canasto lleno de peinetas... y en cada peineta había algo escrito
____________________________________________________________

Del agua los ojos escapan, las pestañas descansan
Esplendor, agudo calor sofocante y propicio
Los sueños flotan en charcas de barro
Nacemos y morimos cuando existimos.
_____________________________________________________________

Profana la poca coherencia que queda en mis dedos
Noche, noche de canciones esquivas, Profana
Noche que despojas el día, embustera noche los recuerdos reavivas
Profana el cerebro cansado, el cuerpo moviéndose lento
Culpe en mis piernas una rueda y en mis ojos un remolino
Noche, noche inseminada por ideas quisquillosas
Noche solo tu eres oscura me sabe profano tu beso
Noche…
_____________________________________________________________

Quiero ser Neruda vestido de mendigo, suplicando dulces versos
Quiero serlo, conjugar la perfección del soneto
Neruda de rojo pintando estrellas en la noche, titilan a lo lejos en mi vientre
Neruda vive en mis zapatos cuando una piedra se atora en las coyunturas
_____________________________________________________________

Tu virginidad se sienta en mis piernas, la toco, le soplo los ojos
Examino cada ángulo obtuso y el silencio llega…
Mentiroso, kilos de angustias cargabas en la espalda
Resentimiento Mortal que muerde la manzana
Tu virginidad no existía se la comían los perros hambrientos de la calle
Me decías – Bebe vamos bebe mas que no se acaba
Ignorante de mí que calle lo que sabía
Tu virginidad puritana se calló en el lavaplatos, no la detendré, dejaré que se valla
_____________________________________________________________

No hace protocolo
Se ensucia las manos con tierra de hojas
Los hombres
Las mujeres
Frontera, frontera, ferviente frontera
Nos divides, nos diviertes, como el paraíso a la calma en el infierno
La fuerza se diluye en agua mezclada con humillaciones
La paz ya fue violada por fusiles y armamentos de señores
Política del dinero
Ansiada libertad del pensamiento

_____________________________________________________________

miércoles, 21 de mayo de 2008

0117

No hay que tejer ideas hay que cocinarlas
Tirelas a la olla
Rebúllalas
Cuézalas
Sazónelas 
Póngalas en un plato de ensalada, preferentemente de vidrio, no de plástico
Tomates, papas, manzanas, cebollas, historias, pedazos de tela y diarios viejos
¿Aceite o sal? azúcar
Métase unas ramitas de cilantro en las orejas y dos dientes de ajo en las narices
Lávese las manos con precaución, no use jabón de glicerina
Tome la ensalada y coma
Coma y coma hasta que se sienta zaceado
Luego invite a su padre una taza de té y si su padre ha muerto llame a su abuelo.


viernes, 16 de mayo de 2008

Ya se lo que quiero ser en este mundo!


Se iluminó su frente cuando al fin descubrió su propósito en este mundo loco loco y delirante, tomo las llaves de su auto, sorbió el último trago de té de la taza de porcelana verde y la dejo caer al piso para que se quebrara, nada le afectaba. Ligero y veloz no se preocupo de cerrar puertas ni de despedirse de nadie, no apagó luces y dejo besos encendidos esperando en la alcoba, no importaba nada, ni ahorro energético ni amante deseoso en sabanas de flores, se subió al auto, encendió el motor, espero unos segundos contemplando la calle que parecía desvanecerse bajo las luces naranjas del alumbrado publico, puso las manos sobre el volante levanto la cabeza hacia el techo, el motor ronroneaba como un pequeño gato, y se bajo como un relámpago del vehiculo.

-Si claro, tu puedes tener muchas cosas, muchas cosas
-no, yo en realidad solo tengo algo escondido en las uñas
-¿es un regalo?
-No
-entonces no me interesa, solo me interesan los regalos
-¿te vas?
-si
-¿donde?

Caminaba por las calles con una sonrisa hervida de marioneta recién parida, no tenia ojos para nadie mas que para la luz que decía sentir en su alma, un hombre de sombrero negro y gafas cuadradas la detuvo en una esquina, le preguntaba algo sobre una calle, ella le mordió el dedo y se fue corriendo y sonriendo emocionada, mas emocionada que nunca, mas emocionada que siempre, no se si escuchaba alguna voz en su cabeza, alguna voz pacifica que le decía cosas bellas pero si se que ella decía estar iluminada y que nunca en su vida había estado mejor, perdió el pudor.

Por la tarde de 19997 en una ciudad pequeña y angosta Gustavo Pérez tiraba sus zapatos al agua de una pileta ubicada en el centro de una plaza de una ciudad angosta y pequeña, Gustavo no tiene involucración alguna en esta historia, en realidad Gustavo no existe, o quizás si, aparece en la historia pero mas adelante, bueno, me presento antes que nada, yo soy el narrador, no daré mi nombre ni mi edad ni mi sexo porque simplemente soy el narrador pero bueno revelare que soy mujer y que tengo ciertos trastornos mentales, por ejemplo la semana pasada intenté degollar una gallina con una pluma de pavo real y el jueves 23 de agosto del presente año trate de robarle la nariz a un payaso de un circo que viene a veces a mi ciudad, claro el payaso se espanto entonces quiso golpearme pero... perdón, que vergüenza para con ustedes yo solo soy un simple narrador, no debería estar contando mis intimidades tan abiertamente, debo solo dedicarme a lo mío que es narrar historias ajenas porque soy un narrador omnisciente, o soy omnipotente, y si soy omnipotente ¿soy dios?, lo dudo, nada me sale bien, todo en mi vida es un boomerang de situaciones poco favorables, pero no quiero distraerlos con mi vida, no, a lo que voy es a lo que voy, la historia central... pero antes de seguir tengo que poner voz de narrador serio y eficiente, nada de cotidianidades por acá señores, bueno, a la cuenta de tres va el narrador eficaz, 1, 2, 3... Naftalina, camina por la ciudad sin rumbo fijo y mantiene la sonrisa encriptada en el rostro... ¿en realidad es necesaria mi presencia en esta historia?, ¿hace falta un narrado? o ¿es solo una excusa?... los narradores tenemos nuestros derechos, tenemos nuestras dignidades...
Neftalina: porque demonios no te quedas callada de una vez y sigues contando la historia, me tienes helando aquí en la calle, le acabo de morder el dedo a un tipo gordo y con bigotes que tenia cara de pocos amigos.
Narrador: Perdona, he tenido problemas últimamente, muchos problemas
Neftalina: a mi tus problemas me importan un carajo, solo me importa que continúes narrando que es para lo que te pagan, sigue narrando lo que yo haré aunque sabes bien podria hacer que te despidieran si comienzo a ser un narrador en primera persona...
Narrador: hazlo, esta historia es un absurdo, a mi me da lo mismo, soy un narrador, narradora en huelga, mi nombre es Maria de las Mercedes Sosa y tengo 25 años, soy medio gordita e incomprendida, la gente me tiene miedo porque simplemente tengo un acento extraño y porque quizás se me mueve un ojito cuando hablo, pero soy buena persona, si esto de la narración empezó como hobby, yo quería ser bibliotecari...
Naftalina: Podrias dejar de decir tantas idioteces, has ganado que yo comience a narra mi historia, puedes irte por donde llegaste “gordita”

Camino por las calles sin rumbo, voy a la deriba en un mundo qu eme parece de asfalto y ruedas de caucho… No, no puedo sentirme sin rumbo pues acababa de iluminarme, entonces empezare de nuevo… Camino por las calles sintiendo en mi alma el fulgor eterno de la luz divina, aun no se bien pero en la vuelta de la esquina un bello hombre con corbata de flores me besara la mano la tomara y me llevara a ver las estrellas con…

Narrador: claro, todo a tu favor verdad, o sea, ¿solo piensas en ti? ¿Y que hay de mi?

Bueno, el hermoso hombre de corbata floreada también tenia un amigo

Narrador: por favor has que sea un payaso un payaso del circo las Ameritas, el de la peluca verde, el de la nariz roja, el que Quería pegarme porque trate de robársela, has que ese sea el amigo de tu hombre floreado y has que este ultra súper enamorado de mi, que me quiera para siempre toda toda la eternidad y que me regale una serenata en la playa cuando no haya absolutamente una luz encendida y las estrellas y el sonido del mar sean nuestra única compañía, por favor has eso, te lo ruego…
Naftalina: Eres patética y desesperante sabes? Pero que va’ la tipa que se supone que manda en la historia se quedo dormida hace rato, solo esta frente a la pantalla con los ojos abiertos creyendo que ella escribe pero hace rato que nos tomamos el poder de la historia así que podemos hacer lo que se nos venga en gana, así que esta bien, el amigo de mi floreado era un payaso y precisamente el payaso de ese circo, ¿contenta?
Narrador: Si, ¿y tiene olorcito a flores tu floreado?
Hombre de bigotes y lentes cuadrados: Podrían dejar de parlotear tantas idioteces y por favor darme una venda para mi dedo, me mordiste muy fuerte muchacha tonta y me duele ahora, quizás que infección tenias en los dientes, que va a pensar mi señora cuando me vea llegar así a la casa…

Camino y me devuelvo donde el hombre al cual le mordí el dedo hace
Pero cuando le duele la panza no hay quien le haga ser un poco menos...

sábado, 10 de mayo de 2008

la corbata floreada

No se cual fue el segundo exacto en que me enteré de esta historia, creo que fue en la playa, mientras una ola se me venia encima y miles de gotas blancas y espumosas caían sobre mi ropa, hoy de esa ropa no queda nada, quizás algún botón perdido por algún calcetín roto pero nada para recordar, en el fondo la ropa es solo eso tiras de tela que cubren el cuerpo para esconder la desnudez y para proteger del cruel frío, frío habitual en el alma.

Tenía los dientes separados, tenia los lóbulos del cerebro separados, ¿importa? comía yogurt viendo algún programa cultural en el televisor que siempre estaba encendido...

-¿No has visto mi corbata?
-No
-Es esa corbata floreada, tu sabes cual es, dime donde esta
-No

Carmen del carme, nombre poco habitual y habitual al mismo tiempo Carmen del Carmen Esteban Dorador Gutiérrez, le hubiera gustado ser marinero pero nunca tubo el temple para hacerlo, siempre le decían cuando niño que no serbia para nada que era un escuálido muchachito de papel que se volaba con el viento, nunca decia nada, no sabia defenderse.

-Oye ven
-(burbujas de saliva)
-Ven para acá
-(crujir de huesos de las manos)
-Mira

Caminando lo encontré esa mañana, no hacia frío tampoco hacia calor, lo ame desde el primer maldito instante en que aquel adefesio desgarbado y de zapatos rotos se cruzo en mi camino, tenia los ojos brillantes, brillantes como el sol, como el cielo y ni siquiera se le podían distinguir bien los rasgos de su rostro detrás de las capas enormes de suciedad y tiempo, aun así yo sabia que era el ser mas hermoso que había sobre la tierra o por lo menos sobre el cemento que nos cobijaba aquella mañana frente a las olas furiosas de un océano insolente. Su ropa era tan graciosa, sucia y graciosa, adorable, tenia una flor en su cabeza, una flor morada, y eso fue un detalle tan maravilloso...

-Me da una monedita señorita linda
-(risa risueña)
-De que ríe usted, ¿de mi ropa?
-(movimiento de la cabeza en positivo)
-¿No le gusta acaso mi corbatita de flores?
-Este súper bonita caballero, nunca había visto algo mas bonito en mi vida, si le doy unas moneditas ¿usted me la regalaría?
-Eso no se pregunta

Debo reconocer que el aroma narcótico del licor fermentado que expelía su cuerpo se colaba en mis narices y las ahorcaba vorazmente, mas aun lograba provocar efectos alucinantes de borrachera en mi persona, sentía deseos de oler lo no se puede oler de tocar lugares que realmente podrían parecer un misterio para mi a mi edad. Su edad un misterio aun mayor que el mas grande de todos los misterios, fácilmente podría haber tenido 25 o 40.

Continuara... cuando me encuentre una mariposa violeta parada sobre una concha de caracol marino... solo asi continuará

martes, 6 de mayo de 2008

Boleritos para el alma

Olor de comida, la radio encendía, la luz se transmuta con verduras y hortalizas, el agua corre, la abuela susurra y se contornea al son de la melodía melosa y sosegada que nace del radio mientras pela tres tomates rojos, muy rojos, el olor a comida cala hondo en las tripas y la leche del desayuno ya se hubo evaporado, la olla comienza a hablar y a moverse, quiere cantar junto a la abuela pero el fuego se extingue ha hervido y no debe seguir hirviendo, sal, orégano, cebollita bien picada, sin desflemar, que las lagrimas corren mas rápido y arden las entrañas. El gato se le cruza por las piernas y ronronea un poco para hacer notar su presencia, con las manos en los ojos moviendo los dedos la miro a ella, a través de mi ventana personal de dedos cortos y menudos de infante perenne, muevo los pies como columpios sentada en una silla de tapiz rojo gastada y vuelta a cocer, me encanta estar allí, me distraigo de pronto con los hilos largos de luz que caen desde el techo, esos hilos insólitos que parecen ilusiones, son líneas doradas que se lanzan en el cuarto de cocina tan hermosos tan antaño esos hilos de sueños que intento atrapar con los ojos, hilos así lo son sus canas blancas que anuncian el tiempo, tiempo, tiempo que se lleva todo… pero no los recuerdos, esos siempre resisten ocultos en algún bolsillo de algún pantalón sin lavar o en algún calcetín olvidado dentro de un zapato aun mas olvidado, siempre están solo es cosa de encontrarlos… a veces aparecen solos, basta un aroma, un sonido, y siempre regresan colgando del cabello o en esas aves nocturnas que se aprietan en las luces…

miércoles, 30 de abril de 2008

Yo solo quiero ser un árbol

Desde un punto difuso de la ciudad puedo apreciar bastantes situaciones que antes nunca pude apreciar, situaciones difusas como el punto desde el cual puedo observarlas, es complicado de explicar en palabras simples, es simple explicarlo en palabras complejas. Podría resumirlo todo en frases fugaces pero prefiero tomarme el tiempo de explicar deliberadamente algo que quizás no podría entenderse por completo así como el sonido de una puerta que se cierra cuando se va alguien a quien uno aprecia y sabe que ese alguien no va a volver en un muy largo tiempo y uno termina yéndose muy lejos de esa puerta y ese alguien cuando vuelva encontrará la puerta pero no lo encontrará a uno. Nunca he podido hacer las cosas con un propósito especifico, me aterra una mala critica pero todo lo hago para que así suceda, para que me juzguen mal, la gente crea vagas ilusiones sobre mi persona, antes de conocerme me conceptúan como un ser genial casi poético, al conocerme soy yo en realidad, sin mascaras, sin textos travestidos ni transexuales, ¿Soy existencialista? ¿Soy idota? ¡No se me las tablas de multiplicar! Soy simple, miro el horizonte con cara de loca y no puedo anexar bien una idea con otra ni relatar una historia sin mover las manos como una gaviota, las gaviotas no tienen manos, tienen alas, soy una señora invisible, una señora fantasma, ¡señorita! Soy como el actor de esa película tan buena que ví hace algún tiempo, ¡no quiero ser ese actor!, me dio dolor de estomago su personaje, No, soy mujer, no un hombre, las mujeres tenemos matices y secretos como los hombres afeminados que huelen a perfume casual de flores derretidas. Desde un punto difuso de la ciudad me observe frente a un espejo, había una pileta y a través del agua me movía como se mueve la gente que camina lento en la ciudad relámpago, no quería ser yo, no deseaba mas estar metida en mis pies, en mis manos, en mi cabeza, quería escapar, salir de una vez del cuerpo ensimismado contemplando algunos rastros de su rostro seudo extraño seudo casual, quería ser libre y vagar por las calles, por las casas por los parques, por la vida de personas que no me interesan, pero tarde o temprano me aburrirá tanto movimiento, me marearía y nuevamente querría salir de mi, querría ser observada y no ser un mero holograma inexistente en la lógica ni en la razón, extrañaría la naturaleza, tocar, sentir, oir, oir, oir, que es lo mas entretenido, sería una mala idea ser un fantasma real perdido en la ciudad. Una vez leí un libro de cocina, hablaba de vegetales en su punto de ebullición o mermeladas de frutas deliciosas, sentí deseos de ser un vegetal entonces o en su defecto una fruta, pero caería en algún intestino, eso no sería bello, nada de bello, fue ahí que llegué a la conclusión definitiva después de diversos análisis que prefería ser un árbol, durante los primeros segundos de llegar a aquella conclusión fui feliz, soberanamente feliz, pero pasado el tiempo llegue a la encrucijada de no saber que tipo de árbol sería, hay tantos tipos de árboles como personas en una manifestación política, ¿de que tamaño?, ¿de que grosor?, seria uno frutal, uno con grandes hojas verdes y brillantes, o uno de hojitas pequeñas y amarillas.

lunes, 28 de abril de 2008

Me pondré bajo el sol

Hoy siento algo extraño en los dedos
Me duele el orgullo
Las canciones callejeras me gritan sin piedad
Yo callo, no siento deseos de hablar
Por la tarde el frío se cuela en mi oído y de allí no sale
Se mete por cada rincón escuálido del calor oculto
El cuerpo se siente mareado, tambaleando
La barriga se aprieta en mudas contorsiones
Las ganas alguien me las ha quitado
Las lágrimas alguien me las ha robado
Insipiente amor de caracol de tierra
Insipiente amor de caracol de mar
No importa, antes ya hubo pasado
Las ratas siguieron el sonido de la flauta
Cuando el se fue hacia un nuevo reino
Hoy es otro, otro de dulce aroma
De sabor melindroso de besos invisibles
Otro que también me amarro en la garganta un nudo
Lo amarró con sus manos de juegos con los ojos cerrados
No me quiere, no me querrá y le regalo una sonrisa por eso
Porque es el destino el que me invita corazones de tiza
Porque mi corazón esta húmedo de pena
Me pondré bajo el sol para ver si me evapora
Tímido amor que nacía tímido amor que se entierra
Solo queda la esperanza que de allí nazca un árbol
Y de ese árbol nazca una flor y esa flor ponerla en mi pecho
Besarla y después lanzarla al viento.


jueves, 24 de abril de 2008

Líneas, puntos, manchas en un papel letras en una pared, como es el destino de inexistente o de existente si hasta en los sueños se aparece…


Líneas y puntos que marean que mecen la conciencia como si la leche de un tazón al desayuno volviera de pronto...

Alegoría de una Pasión (2006)

Pídeme la vida que envuelta en llamas te la entrego,
Suscitas mis besos y mi alma no encuentra reposo cada vez que te acercas,
Mis lamentos no son suficientes y lento me vuelvo a perder entre la niebla
Mírame a los ojos, mírame sin piedad, desgarra mi inocencia
Hazlo por favor, sin misericordia ni elocuencia
Que el deseo irrefrenable de tocarte me hace presa de la angustia
Que el deseo ingobernable de ser fiera domada puede más que mi existencia
Sentir como ahora siento antes nunca lo creería.
Y ahora afirmo que mi cuerpo no es mi cuerpo
Simplemente es un recuerdo que alucina ir junto a ti
Desgárrame en tus brazos, reclúyeme entre tus piernas
Apaga el fuego ardiente de mi vientre y bebe incitado mi sudor ligero
Dame caricias candelillas, quiero tú locura en mi cintura
Respira en mi oído, desea mi delirio
Juntos en la tierra sobre sabanas poetas
Sin temores volvernos uno al compás de la brisa cálida que emanan nuestros cuerpos
Que la pasión nace en mis labios y se refugia en tus dedos resbalando por mis pechos
Pídeme la vida que envuelta en llamas te la entrego.

martes, 22 de abril de 2008

Hombre

Hijo mío hijo
No soy tu madre no soy tu padre
Hijo, mis entrañas
Hijo, mi sangre
No soy tu madre no soy tu padre
Cuida los pasos que mejoras
Hijo que no es
Veo un querubín dorado y pienso en ti
Sin querer te llamo hijo
No soy tu madre no soy tu padre
Pecado regurgitado
Como la tierra atropellada
Hijo, mis entrañas
Hijo, mi sangre
Hijo no soy tu madre.

sábado, 19 de abril de 2008

Almendras Molidas tiradas al viento como si fueran de papel


Cuando aquella mañana desperte llorando creí haber descubierto mi verdadera razon de ser en está vide... triste fue descibrir que no desperté llorando, simplemente una lagrima se tropezo en mi ojo izquierdo y nada pude hacer...

miércoles, 16 de abril de 2008

Ayudeme señor sin dientes

Que pasa si se irrita si una pluma cae sobre su lomo, si el sumbido de una abeja le despierta repentina tras los sueños de oropeles mal logrados, ¿que pasa?
La joroba crece, tambien las ansias
el doctor no encontró remedio, esta destinada
ilusiones desfiguradas en un plato de lentejas
sube y baja en la pansa una vola de estambre
que es?? quien lo Dice?? doctor, que enfermedad
despierte primero y luego hablamos cuando le crescan los dientes...

martes, 8 de abril de 2008

De sueños, arena y una que otra gaviota


Quien podría dar explicaciones referentes a temas incomprensibles, ¿Quién? es la pregunta y quien es la respuesta, sueños y fantasías retóricas

Murallas de arena adornadas por adolescentes pintando colores y formas abstractas, buscando soluciones en la brisa fresca de un océano cercano, es el misterio irrefrenable del paisaje lo que burbujea en el estomago, caminar por un túnel al aire libre, paredes de arena, arena dorada y mojada, majestuosidad de la naturaleza, proesa en mi cavilar onírico. Junto al ser mas próximo se encontraba a la vista un trozo de madera roja, y una silla coja, coja y silente.

Que bellos son los sueños cuando podemos recordarlos…

sábado, 5 de abril de 2008

Razonamiento ilógico de un fideo


Hoy en un charco de agua hervida pude caer, pero no lo hice, sigo siendo fuerte, sigo siendo rígido, frío, sigo siendo duro como una roca de las mas enormes de las mas fuertes del mundo, soy importante, alto, llego a las estrellas por las noches, aun no cedo, sigo en casa mientras tantos otros ya reposan en los intestinos de tanta gente, yo no, seré amarillo por siempre, delgado bello, un roble sagitario imponiendo mis ideas practicas a quien se me cruce por delante, no caeré al mar para ser devorado, no, soy importante, debo escapar de algún modo y llegar a la grandeza, a la… Me quemo, arde, el fuego devora cada poro de mi rigidez inmaculada, mi color, mi sagrado color se evapora entre estas olas de burbujas de furia indomada, agua, agua, me ahogo entre tantos desconocidos, de colores verdes y rojos, yo no soy como ellos, no debo estar aquí, no me lo merezco, busqué siempre el rincón mas apartado para permanecer intacto y mírenme ahora, destinado a lo mismo de tantos otros destinados a muerte, no quiero eso para mi, quiero escapar antes de volverme un gusano flácido y tonto, quiero escapar del metal del fuego del ardor de la cocción, de la sal que ahora cae como nieve y hiere mi inflamado cuerpo, me siento gordo, gordo y salado… Han pasado minutos y ya no soy nada de lo que era, mi cuerpo es insostenible, mi personalidad se humedeció, no soy el mismo de antes, no tengo ganas de seguir pensando, solo espero ahora que el agua fría quizás despierte nuevamente mis ansias, pero ya no tengo ganas de nada, el calor me evapora lentamente, ¿estoy muriendo?... frío, unos sobre otros, somos gusanos inmóviles bañados ahora por un frío glacial, salir del vapor y de las burbujas ardientes me hizo recobrar un poco lo que era…

Ahora digo yo me cargan los fideos con salsa de esas de cajas, solo me gustan con tomates naturales, los tomates son de lo mejor, los tomates y los brócolis con mucho limón y mayonesa, y las betarragas que antes odiaba mmmmm ahora me fascinan pero solo un poco por respeto al odio antiguo que me puede guardar rencores.
A quien le importa hablar de verduras… a un agricultor a la señora de la esquina…

todos juntos, presionados unos con otros, veo sus caras contra la mia, sus alientos de masa fría, vamos cayendo, caemos ligero en el agua tibia, esta tibia, pronto no quiero imaginar como.

sábado, 29 de marzo de 2008

Limpia la sombra que dejaste en la alfombra el domingo pasado y luego difuminate

Martín es mi nombre, Martín, Martín, no debo olvidarlo, no lo olvidaré. Deliro a menudo en mi cárcel de papel con estas ropas de harapos blancos y holgados, manchados por mil ideas naufragas que jamás se largan… y pensar que nunca desee vestir de blanco, siempre me fascino la ropa negra, ajustada y absolutamente negra estrechando mis rodillas mis muslos, mis brazos, forzando a mi cuerpo a ser cada vez mas glorioso mas lascivo, mi cuerpo, ese cuerpo que hoy ya no poseo, mi cuerpo largo y delgado, mi cuerpo de alambre carne y huesos mi cuerpo del cual gustaban, al que seducían, el que olía a menta y licor ligero. Hoy ya es de otro, de otra, de alguien que vaga a menudo por los pasillos con tacones mustios en el piso de cerámica fría, fría y añeja. Hoy mi rostro esta todo el tiempo sin palabras, así como mis labios quienes se van de pronto a recorrer el mundo sin previo aviso y no puedo hablar, cuando regresan lo hacen de una manera grosera y fenomenal, comienzan a contar todo lo que hicieron, y gritan y ríen y mi lengua se retuerce y los pocos dientes arden de placer y mi cuerpo resucita y comienza a moverse y danzar extrañamente, yo poco comprendo, solo observo y observo e intento ser feliz y logro ser feliz y sentir un zumbido en mis orejas, comienzo a colgarme de los árboles del jardín y besar en la boca a quien se me cruce por delante, hombres, mujeres, ancianos, ancianas, hasta que algo se introduce en mi brazo dolorosamente y una serpiente acida se entromete en mis entrañas, me siento desvanecer, me toman dos gordos corpulentos y una mujer flácida me mira con cara de conejo pariendo, yo esbozo la ultima sonrisa y mis ojos se cierran para no abrirse hasta algún día próximo pero mi mente sigue viva y ardiendo y puedo ir donde yo quiera, ir, dejando ajeno a mi cuerpo atado a la cama con sus dolores.
Martín así me llamo, no lo olvidare mas, si lo olvido quizás olvide todo lo demás que se de mi, Martín, Crecí en una ciudad donde el mar brillaba azul cada mañana y por las noches reflejaba la luna soñolienta su imagen fantasmal y amarilla sobre las olas, de atardeceres furibundos en un muelle arcaico donde no habían peces, solo habia sal, gustaba yo pasear y olvidar lo que hoy mas anhelo recordar…

jueves, 27 de marzo de 2008

Ella Habla con las Moscas

QUE TE DEJAS INTACTA sobre historias jamás nombradas
La mosca que pasa por tu odio quiere decirte algo pero prefieres ignorarle,
No seas así, ten paciencia que de olvidar no se nace ni se recrea,
Guiñe un ojo de pronto la bailarina de porcelana sentada sobre el espejo que gira con la música pero esta vez sin danza, su cabello esta atado y un cisne se apoya en su hombro.
El aroma de un perfume dulce muy dulce se hace mudo sin significado en los hechos.
La luz es tenue, el silencio aun mas, los ojos no quieren cerrarse pero tampoco abrirse
Y la mosca desafiante vuelve y arremete contra las palabras pero esta vez mas lento.
Al mirar el techo envejecido y las paredes verdes de manzana suavizada, de un manotazo se desvanece la idea principal.
Mosca quiere hablar, ella solo escribir y soñar para evadir lo que es real
Se va de pronto buscando quizás que cosa y tú te quedas nuevamente sin saber que pasa
Y el retrato tuyo de hace algunos años atrás te pide lumbre para un cigarro imaginario que envenenara tus entrañas invisibles.
Zumbido nuevamente, que mosca insolente y el recuerdo de aromas etéreos se presenta, que delicia, casi real, dulce y mas dulce y un poco de vainilla al tinte, las moscas no huelen bien, las moscas no huelen pasas al ron.
¿las moscas piensan? Quizás solo en importunar
Tienen secretos que contar cuando nadie las quiere escuchar
Tú te apoderas de la narración y desaparezco
Soy primera persona, ella, yo, la que habla con las moscas…

martes, 25 de marzo de 2008

Carta número 5 para mi olvido y el tuyo

Rodando por la barriga gotas de olvido que parecen garrapatas
remolino naciente, efervescente de contradicciones varias
Peso, mas peso, pero peso y peso con el pelo mojado
uñas con mugre de hace días cuando lloré su muerte
muerte amada, desdichada. Insolencia prudente
como ínfima miniatura de escultura en medio de una plaza
como relámpago perdido en el cielo atestado de nubes
hoy no soy nada y no soy algo que quiera ser recuerdo
hay corazones que no tienen sangre bajo la tierra
hay almas que no tienen vida sobre las flores
que si de este mundo ya es tanto, tanto mas es para esperar
esperar, esperanza, espátula en la cocina sobre aceite frío
Vuelto a freír en la mente de un niño con un lunar en la oreja
tierra moribunda, fe de plastilina y otros elementos moldeables
Dios come frijoles sobre un arca llena de reyes y poetas.
Corruptos sentimientos de pobre cordero degollado
exploración a las profundidades de la desolación perfecta
Dudas de jabón de glicerina y una abeja zumbiendo en la comida
Mía ella, su recuerdo, mi otoñal mujer de arrugas en el cuello
nuestra, de la tierra, del aire, del olvido, de la muerte
colapsados los sentidos de recuerdos de pena
de las lagrimas que cayeron, de las que callaron.
ideas sueltas en los dedos una noche abstraída de febrero
solo ecos de voces retumban hoy
Esperando, esperanza, la sangre se enfría también el alma.
ella quizás lejos en enigmas anda, soltó su cuerpo
ella, la abuela, que abuela es un árbol con frutos dulces
los frutos que las raices que la clorofila un día terminaron por huir.


palabras vagas ejercicios mentales, faltas ortograficas, mariposas ciegas
persona sin creencias
clock, reloj que no suena, me dicta al oido una voz etérea
los fríos días de agosto, las canchas de tierra seca y polvorienta
los pasos, los pasos, los estornudos, los viajes, las viejas.
fotos, fotos de cosas, objetos, no tienen sentido
es absurdo, como impulsos voy al agua.

Porque me asfixian el estomago, lo asfixian sin desmedro, me quiero ir lejos, a una ciudad llena de gente de colores y sabores de queso derretido, lo haré y seré alguien que pueda ser alguien.

lunes, 24 de marzo de 2008

Con conchitas escribí tu nombre en la playa

aguade los peces colora2 flores de papel osos y recuerdos detalles
Trovador invisible, humanamente inhumano, desgarradoramente ausente como un anillo en el dedo mas pequeño de la mano mas grande, pasas y lo dejas todo, nada, algo, puede ser...
Tu nombre me miró con los ojos cerrados ocultando pensamientos, ocultando la lluvia el sol y la sombra. Una esponja pareces de todo lo que absorbes, una esponja de colores inventados y también pareces una planta corredora de esas que se esfuman con el viento, vas a merced de tus sentimientos eres sentimiento libre.
La humedad humedece mis ojos, las lágrimas fluyen lento caminando por mi nariz hasta que un pañuelo blanco las absorbe. Inocente mujer de no más de 20 años, esa mirada vidriosa le concede misterio, pero tan solo es miedo, miedo enraizado en los cimientos de su mente, su mente de mujer inocente, mujer inconciente. Caminando la vi hace tiempo, caminando por una calle sin fin, en una playa, en un desierto, besando a un hombre, un hombre sin nombre y lastima no siento por ella, lastima no… con cochitas escribia en la playa

viernes, 21 de marzo de 2008

Día de marzo


El día se escapa de las huellas de mis pies, a tientas busco el rumbo que me llebe a casa, a mi, a quien sea. El sonido del mar se pliega, se evapora y la espuma crece. Me detengo, nadie me observa.
Un ave vuela por las olas buscando algo, comida, peces, peces de colores, ramas de cenizas de corales desfragmentados en sonidos mudos. Me siento única, insigne, reflejada, invisible, me siento exausta, asotada por un sol enternecido, Cauta de quienes van, de quienes vienen.
Un barco distante me recuerda un sueño, me recuerda un viaje, una caida, un dolor, sentimientos moribundos casi nacientes. Cierro los ojos, hecho mi cabeza hacia atras, el viento humedo refresca mi mente, mis labios. Salado soleado día de marzo frente al mar una tarde incoherente.

domingo, 9 de marzo de 2008

Flores Alojenas



Gruta oculta en el camino público
Risas devoradas en llantos extraviados de invierno a verano
Pedazo de tiza, tiza blanca marcada por la huella de un zapato herido.
Corazón borrado en el cemento callejero, colores indiscretos.
Y las niñas, y los niños saltan en un pie con movimientos libres
Dibujando figuras en el aire, figuras que se van y jamás regresan…

Son cosas de instantes, son flores incomprendidas
Aparecen de la nada, hipnotizando a quienes se aproximan
Salto, otro salto. Cae del cielo una gota de agua
Los niños corren a refugiarse bajo mesas de madera apolillada
Y los meses siguientes el agua sigue llorando, el cielo se desgasta
Los fantasmas aparecen debajo de los árboles susurrando nombres.

Una gruta, entre tantas la única, pintada
Una foto, entre tantas la única, manchada
Fue mujer u hombre. Fue esperanza o decepción
Ya no importa que haya sido, lo que importa es resplandor
El agua se vuelve cenizas y todo parece estar quieto
Los niños salen de su escondite cubiertos de tiempo
Pero aun son niños pero ya no tienen juegos.

viernes, 29 de febrero de 2008

LOS TRENES SE VAN AL PURGATORIO

El tren avanza tremolante bajo el incendiario sol de mediodía. Su silueta acordonada a ratos parece transparentarse y desvanecerse como un espejismo en esas encandilantes llanuras blancas. Los pasajeros, consternados ante ese mundo estepario sienten en su alma que ya se han adentrado largamente en las castigadas tierras de dios.
“todo esto es un gran calcinatorio” dice alguien, impresionado.
Por las ventanillas abiertas de los coches, junto al tierral salitroso levantado por las ruedas del convoy, entra un calor seco, como de caldera. De pronto como tocados por una visión irreal, los sofocados pasajeros pasajeros del lado poniente se ponen a contemplar una huérfana nube blanca que avanza desmadejándose milagrosamente en la radiante luminosidad del cielo. Como si se tratara de la visión de un ángel perdido, los pasajeros embelezados siguen la trayectoria y las formas en que se va deshilachando despaciosamente la nubecita expósita. Bajo ese calor de infierno no se sabe si es más bella la nube atravesando el azul del cielo o su sombrita fresca ungiendo el lomo quemante de las piedras de caliche.

Extracto del libro LOS TRENES SE VAN AL PURGATORIO del fascinante autor Chileno Hernan Rivera Letelier, criado en el árido desierto pampino bajo el manto absorbente de un cielo salado.

jueves, 28 de febrero de 2008

era DE la idea


Era solo una idea que volaba a ras de suelo, quería con ansias pertenecer o ser parte de algo, intentó tantas veces caminar sobre sus piernas pero nunca logró hacerlo por la simple razón que las ideas no tienen piernas, y yo la miraba siempre prudente simbólicamente ausente y quería ayudarla de un modo fenomenal a cumplir su anhelo mas deseado pero hay veces en que el querer y el hacer no van de la mano, son enemigos enfáticos de siglos, de tertulias acaloradas y sofocadas por la modorra de un despertar poco coherente un despertar al delirio que causan en la mente las nubes rojas en un cielo vespertino y hubiese querido gritar tantas cosas tantas veces pero allí estaba la lengua inmóvil terrenalmente abstraída en deseos no concebidos… el deseo muchas veces deja de serlo cuando se atrapa en una red de cazador de mariposas y explota en llantos desgastados por tantas noches de lagrimas perfectas sobre labios petrificados bajo un cielo estrellado, lo que no quiere decir que lo perfecto sea real, pero… era solo una idea, una idea volátil pero férrea, sonámbula de sensaciones esporádicas que se volvían eternas y yo siempre la veía y la sentía y quizás la comprendía, idea querida mía…

martes, 19 de febrero de 2008

de una marioneta convertida en hombre


… fui necesitando las palabras que arrumaban mis latidos, fui corriendo cada vez mas lento cansado y con los huesos carcomidos, quise nuevamente convertirme en madera noble y aromática, volver a mis esencias de árbol junto al río disfrutando las virtudes de la naturaleza constante, aves cercanas posadas sobre mis ramas, atardeceres de terciopelo anaranjado, amanecer escarlata, luz calida, luz tenue, luz miscelánea, nueves danzando en el cielo a la distancia indomable, alimentando a la tierra. Pero ahora no, allí estaba lleno de fluidos corporales, sangre, sudor y bilis, arterias atravesando cada rincón de mi corazón, que paciencia hube de soportar por amarte, que caminos hube de recorrer por encontrarte, la piel húmeda y oliendo, los pasos marcados en la tierra deformados por el viento…

Extracto del seudo libro poético “amores amargos de amados amargados”

jueves, 14 de febrero de 2008

Nostalgia o miedo o simplemente sueño


del sonido dulce y taciturno
de la melodía inmóvil
formas de sabores hipnóticos
frenesí de la palabra impura
vamos pronto a ese lugar que nos espera
donde el cantar de viejos espíritus halaga
halaga y alegra, alegra y respira,
y en los oídos persiste tanto que ya es nada
y en los pies la tierra se mueve para correr mas ligero
los sueños nadan sinceros perdiendo al subconsciente

dice la ternura al viento
los hijos de mis hijos de mis ojos
el viento predica partículas de polvo
fragancias que se olvidan pero regresan
invisibles pasos de pies sin culpas
culpas sin pies que piden limosnas
vamos y veremos que ese lugar ¿nos espera?
en los sueños dementes de entes con marcas en los brazos

miércoles, 16 de enero de 2008

que te ajo comí por luiso



el mundo es un enorme circulo de pensamientos ideas que gira y gira y que produce energía y que las manzanas rojas algún día Irán a devorar, allí estaremos todos cuando el sol deje de alumbrar y la mente se extinga aun quedaran algunos de esos... y que puede ser todo esto si tanto movimiento es raro

Expresión dadaísta…

Mi lente rompió tu esqueleto
Hombre parado sobre las manos
Besa la pata de la silla
¡Que no te cortes!
Condenado de los santos estrellados
Y la que se con para cuando
Mierda de perro para nosotras las descansadas
Aun recuerdo no listo tu derrame cerebral
Y el odio comiendo gracias
Destapa la olla aguijaros
Fluye como el líquido en los lápices azules
Ramón mueve tu cola lindo cordero
Hombre que no se cuando como va para la pierna
y la inseminación artificial de tu guerra
o que no si cuando de y estremecedor silencio
Mi es tarado tú son crepúsculo
Ojo personajes figurados en las palmas de salitre

Entiendo que el dadaísmo es algo absolutamente complejo y a la vez absolutamente simple es solo decir NO a lo establecido es el quiebre de las normas elevado a un punto filosófico absoluto y rebajado a un punto paranoico quimérico es un no sentido del sentido de las cosas una puerta al delirio a la inercia y el movimiento revueltos en un tarro de mermelada y se puede confundir con lo surreal pero no, lo surreal es hermoso, es un sueño, tiene flores pero puede ser algo salado, por otro lado el dada es duro, puntiagudo con formas sin formas, sin esquemas, es un golpe acorazado hacia la razón a través del no sentido sin perseguir nada solo es ser y no ser y si se quiere ir con un candado en los labios y vomitar palabras y mas palabras sin llegar a nada para mi el dada es abstracto, lo abstracto de las letras, entrar a la mente revolverla y sacudir cada idea y mezclar todo y no pensar en nada no tener prejuicios nada, nada, como si la baba cae de la boca del anciano mirando las palomas mientras sabe que morirá en 3 días y no le importa no haber amado a su esposa porque es estupido, las palomas no existen

Arroz miraflores Grado 2

El azar me lleve a tu puerta de monstruo hervido
Conservar en lugar fresco limpio y seco…

jueves, 10 de enero de 2008

Anemona de los aires



De tardes en sustancias amarillas y cabellos revueltos flotando en la gravedad casi perfecta socialmente borracha de Un día azul con espejos colgando de los pies de un niño mapache… en jugar no hay engaño solo hay patas de gallo y un girasol cobrizo cantándole a la vida, moliendo almendras parado en una roca mirando al océano renegado... y los suspiros quieren tener piernas y saltar y correr y luego quieren tener boca y reír y comer y mas tarde quieren tener manos y tocar y tomar, pero solo son suspiros que se pierden en el tiempo se confunden con oxigeno o se ahogan en silencios, pobres de ellos que no nacieron sobre árboles o crecieron entre nenúfares cantando sin pedir disculpas…

lunes, 7 de enero de 2008

Florinerio trepa por la enredadera del jardín


He aquí a Florinerio Filimonadas un hombre de papel como cualquier otro de los tantos millares de hombres de papel que hay en el planeta, tiene 35 años de edad es un Juan tenorio itinerante a veces las busca a veces llegan solas esas mariposas rezagadas a su embutido ramo de flores incógnitas, atraídas quizás por el polen acumulado en su sombrero traído de Serafines un puerto que se encuentra ubicado al costado izquierdo de las costilla derecha de una persona tirada en el piso helado de cerámicas con un decorado encantador en una casa que tenía las puertas abiertas un día extremo de calor sofocante, la persona se reía mirando la tele y era el profesor Jirafales quien saludaba, vine a traerle este humilde ramo de rosas y a florinerio filimonadas se le enreda un suspiro en la garganta el cual pronto escapa por las narices…

Florinerio Filimonadas decidió casarse se casa con una mujer de papel couche, esas son de las mas complicadas se ensucian con todo y se ríen con nada pero bien el es un hombre grande y sabe lo que hace (demasiadas veces esa frase se ha oído en el mundo que un día se sobrecargara de veces dicha y explotara entre los labios de alguien… que miedo!!) Florinerio profesa la religión ignoparasitamoniodipironica esa en la cual los hombres no pueden comer pepas de sandia los domingos pero si pueden comer mandarinas los jueves y no pueden saltar vestidos de mujer bajo la luna llena en una roca cerca del océano porque eso es un insulto para su dios barbanoreico del delirum innombrable pero por lo demas es una religión bastante atractiva porque les enseñan a todos los practicantes la metodología neoinvensionista del origami karmico que tiene milenios de existencia en la mente de una libélula convertida en buda en un cuento escrito por un zancudo fugitivo de la justicia pero nombrado santo en su vida pasada cuando fue el gran sacerdote privado de las monjas anglosajonas del reino cuarto de los asombrosos hermanos Zaragatonitas…