domingo, 9 de marzo de 2008

Flores Alojenas



Gruta oculta en el camino público
Risas devoradas en llantos extraviados de invierno a verano
Pedazo de tiza, tiza blanca marcada por la huella de un zapato herido.
Corazón borrado en el cemento callejero, colores indiscretos.
Y las niñas, y los niños saltan en un pie con movimientos libres
Dibujando figuras en el aire, figuras que se van y jamás regresan…

Son cosas de instantes, son flores incomprendidas
Aparecen de la nada, hipnotizando a quienes se aproximan
Salto, otro salto. Cae del cielo una gota de agua
Los niños corren a refugiarse bajo mesas de madera apolillada
Y los meses siguientes el agua sigue llorando, el cielo se desgasta
Los fantasmas aparecen debajo de los árboles susurrando nombres.

Una gruta, entre tantas la única, pintada
Una foto, entre tantas la única, manchada
Fue mujer u hombre. Fue esperanza o decepción
Ya no importa que haya sido, lo que importa es resplandor
El agua se vuelve cenizas y todo parece estar quieto
Los niños salen de su escondite cubiertos de tiempo
Pero aun son niños pero ya no tienen juegos.

1 comentario:

palabras sin sentido dijo...

esta bueno somo simepre lo que escribes niña bueno aki te dejo un saludo y mucha suerte en este nuevo año escolar
se me cuida mucho okis
aiozzzzzzzz