sábado, 19 de abril de 2008

Almendras Molidas tiradas al viento como si fueran de papel


Cuando aquella mañana desperte llorando creí haber descubierto mi verdadera razon de ser en está vide... triste fue descibrir que no desperté llorando, simplemente una lagrima se tropezo en mi ojo izquierdo y nada pude hacer...

1 comentario:

Anónimo dijo...

Dicen que en la luna un gatito blanco se enoja con los niños si no se portan bien...