lunes, 28 de abril de 2008

Me pondré bajo el sol

Hoy siento algo extraño en los dedos
Me duele el orgullo
Las canciones callejeras me gritan sin piedad
Yo callo, no siento deseos de hablar
Por la tarde el frío se cuela en mi oído y de allí no sale
Se mete por cada rincón escuálido del calor oculto
El cuerpo se siente mareado, tambaleando
La barriga se aprieta en mudas contorsiones
Las ganas alguien me las ha quitado
Las lágrimas alguien me las ha robado
Insipiente amor de caracol de tierra
Insipiente amor de caracol de mar
No importa, antes ya hubo pasado
Las ratas siguieron el sonido de la flauta
Cuando el se fue hacia un nuevo reino
Hoy es otro, otro de dulce aroma
De sabor melindroso de besos invisibles
Otro que también me amarro en la garganta un nudo
Lo amarró con sus manos de juegos con los ojos cerrados
No me quiere, no me querrá y le regalo una sonrisa por eso
Porque es el destino el que me invita corazones de tiza
Porque mi corazón esta húmedo de pena
Me pondré bajo el sol para ver si me evapora
Tímido amor que nacía tímido amor que se entierra
Solo queda la esperanza que de allí nazca un árbol
Y de ese árbol nazca una flor y esa flor ponerla en mi pecho
Besarla y después lanzarla al viento.


2 comentarios:

peregrino dijo...

"El sujeto no es solo profundamente dependiente del Otro, sino que es un concepto por completo relativo a él."
Lacan.

Surrealdevocion dijo...

no entiendo!! pero gracias por pasar!! igual investigare a respecto