sábado, 5 de abril de 2008

Razonamiento ilógico de un fideo


Hoy en un charco de agua hervida pude caer, pero no lo hice, sigo siendo fuerte, sigo siendo rígido, frío, sigo siendo duro como una roca de las mas enormes de las mas fuertes del mundo, soy importante, alto, llego a las estrellas por las noches, aun no cedo, sigo en casa mientras tantos otros ya reposan en los intestinos de tanta gente, yo no, seré amarillo por siempre, delgado bello, un roble sagitario imponiendo mis ideas practicas a quien se me cruce por delante, no caeré al mar para ser devorado, no, soy importante, debo escapar de algún modo y llegar a la grandeza, a la… Me quemo, arde, el fuego devora cada poro de mi rigidez inmaculada, mi color, mi sagrado color se evapora entre estas olas de burbujas de furia indomada, agua, agua, me ahogo entre tantos desconocidos, de colores verdes y rojos, yo no soy como ellos, no debo estar aquí, no me lo merezco, busqué siempre el rincón mas apartado para permanecer intacto y mírenme ahora, destinado a lo mismo de tantos otros destinados a muerte, no quiero eso para mi, quiero escapar antes de volverme un gusano flácido y tonto, quiero escapar del metal del fuego del ardor de la cocción, de la sal que ahora cae como nieve y hiere mi inflamado cuerpo, me siento gordo, gordo y salado… Han pasado minutos y ya no soy nada de lo que era, mi cuerpo es insostenible, mi personalidad se humedeció, no soy el mismo de antes, no tengo ganas de seguir pensando, solo espero ahora que el agua fría quizás despierte nuevamente mis ansias, pero ya no tengo ganas de nada, el calor me evapora lentamente, ¿estoy muriendo?... frío, unos sobre otros, somos gusanos inmóviles bañados ahora por un frío glacial, salir del vapor y de las burbujas ardientes me hizo recobrar un poco lo que era…

Ahora digo yo me cargan los fideos con salsa de esas de cajas, solo me gustan con tomates naturales, los tomates son de lo mejor, los tomates y los brócolis con mucho limón y mayonesa, y las betarragas que antes odiaba mmmmm ahora me fascinan pero solo un poco por respeto al odio antiguo que me puede guardar rencores.
A quien le importa hablar de verduras… a un agricultor a la señora de la esquina…

todos juntos, presionados unos con otros, veo sus caras contra la mia, sus alientos de masa fría, vamos cayendo, caemos ligero en el agua tibia, esta tibia, pronto no quiero imaginar como.

2 comentarios:

Juan Soriano dijo...

Saludos, hay textos muy buenos en tu blog, al igual que las fotos que tomas, a veces son un poco en bruto... me pregunto si los textos son todos tuyos... este de los fideos me encanto.

Un abrazo

TuTuWoN

Surrealdevocion dijo...

jajja muchas gracias!! sii todo lo que hay aca es puramente mio...