viernes, 23 de mayo de 2008

¿Cuando me disparas?

Así era la historia, simple, sin análisis sin fundamentos, simple, lo mas simple que pueda encontrarse en el camino de la simpleza
Ella abrió la puerta una mañana sin esperar nada esperable
la abrió asi como se abren las ventanas
encontró un canasto, un canasto lleno de peinetas... y en cada peineta había algo escrito
____________________________________________________________

Del agua los ojos escapan, las pestañas descansan
Esplendor, agudo calor sofocante y propicio
Los sueños flotan en charcas de barro
Nacemos y morimos cuando existimos.
_____________________________________________________________

Profana la poca coherencia que queda en mis dedos
Noche, noche de canciones esquivas, Profana
Noche que despojas el día, embustera noche los recuerdos reavivas
Profana el cerebro cansado, el cuerpo moviéndose lento
Culpe en mis piernas una rueda y en mis ojos un remolino
Noche, noche inseminada por ideas quisquillosas
Noche solo tu eres oscura me sabe profano tu beso
Noche…
_____________________________________________________________

Quiero ser Neruda vestido de mendigo, suplicando dulces versos
Quiero serlo, conjugar la perfección del soneto
Neruda de rojo pintando estrellas en la noche, titilan a lo lejos en mi vientre
Neruda vive en mis zapatos cuando una piedra se atora en las coyunturas
_____________________________________________________________

Tu virginidad se sienta en mis piernas, la toco, le soplo los ojos
Examino cada ángulo obtuso y el silencio llega…
Mentiroso, kilos de angustias cargabas en la espalda
Resentimiento Mortal que muerde la manzana
Tu virginidad no existía se la comían los perros hambrientos de la calle
Me decías – Bebe vamos bebe mas que no se acaba
Ignorante de mí que calle lo que sabía
Tu virginidad puritana se calló en el lavaplatos, no la detendré, dejaré que se valla
_____________________________________________________________

No hace protocolo
Se ensucia las manos con tierra de hojas
Los hombres
Las mujeres
Frontera, frontera, ferviente frontera
Nos divides, nos diviertes, como el paraíso a la calma en el infierno
La fuerza se diluye en agua mezclada con humillaciones
La paz ya fue violada por fusiles y armamentos de señores
Política del dinero
Ansiada libertad del pensamiento

_____________________________________________________________

No hay comentarios: