domingo, 25 de mayo de 2008

No hay pan para los gatos...



Hoy es tres de febrero, estoy de cumpleaños, ni siquiera yo misma tengo la certeza de que edad cumplo pero supongo que deben ser 85 o 87 la verdad es que no estoy segura, ni siquiera estoy segura si soy yo quien escribo esto, porque no lo escribo yo, lo escriben dos manos, debería ser solo una mano pero son dos, y de un cuerpo y mente que no son las mías, yo no soy quien escribe, en verdad no podría explicar ahora coherentemente lo que pretendo explicar pero me calmo con tan solo decir que soy una anciana y que ya en esta vida no me queda mas nada, en un par de años moriré y no sabré de mi ni de este mundo...
y las personas recuerdan tan rápido la música y es que los años se largan así como se largan los niños de la infancia y es que la vida se curva cuando la joroba crece y las uñas se encarnan en los zapatos gastados de tanto andar.

Sonido de zapatos arrastrándose en el suelo, anciana de traje negro y pañuelo en la cabeza deja ver su cabello blanco de cenizas olvidadas cuando cae el pañuelo hasta el piso de madera envejecida así como sus manos hirviendo en arrugas y su rostro manchado de historias de tantas cosas (suspiro) suena un piano de pronto que no esta en la habitación, la anciana no lo oye, no oye nada, y mira a través de una ventana que solo esta en sus ojos.

Anciana de vestido verde y cintas rojas en el pelo, tiene un anillo de colores inconclusos en su mano derecha, se acerca a un rosal y comienza a hablarle a las rosas...-Hola niñas ¿como están? ¿Les gusta el clima? a mi me encanta y aunque no me contesten yo las siento febriles en su rojo de labios en carne y sangre ardiente. Niñas creo que me iré de casa, estoy cansada de que la gente aquí me vea como una anciana loca, yo no soy como las demás, ¿ustedes saben eso? no se que edad tengo ni me interesa pero lo que realmente me interesa es no perder mi cordura, ellos no creen que yo aun razone piensan que me visto asi porque estoy demente pero si lo hago es porque estoy feliz porque estoy enamorada de un árbol que se llama vida, Niñas solo quiero una cosa, cuando muera yo quiero ser una rosa... puntos suspensivos close up a los ojos de la vieja hermosa.

Abuelo comiendo pan mirando la tele, no tiene dientes, solo le quedan tres, sus manos marcadas por el trabajo y la vida dura lo delatan en un cuerpo carcomido por los años, con sus dedos hace bolitas de miga de pan, mira el techo de vez en cuando para ver si no andan gatos por el tejado, tiene una fobia espantosa a esos animales, desde que su mujer murió no ha vuelto a admitir en su casa a un solo gato...

1 comentario:

RAYITO DE TERNURA- CINE COMPARTIDO dijo...

ESTRENO UN BLOG DE CINE Y VIENDO QUE ES UNO DE TUS INTERESES TE INVITO A CONOCERME , ENTRA LA TAQUILLA ESTA LLENA Y HAY UNA BUTACA ESPECIAL PARA TI .
ABRE LOS OJOS Y DISFRUTA DE LA PELI.
UN PLACER TENERTE EN MI SALA DE CINECOMPARTIDO .

UN ABRAZO YERMANDELUXE