domingo, 6 de julio de 2008





Son historias escritas en el techo de nuestras cabezas, hay que levantar la mirada de pronto y nunca sabes con lo que te encuentras.

1 comentario:

Juan Soriano dijo...

Me gusta mucho el tratamiento que le das a las imagenes de los cables, y lo que escribiste tambien, esta entrada me llamo la atencion de sobre manera, y es cierto historias... si incluso parece que la ultima foto fuese una cuerda para colgarse