viernes, 2 de abril de 2010


Me levanto en la mañana sintiendo olor a pan tostado y escuchando a lo lejos una vieja canción italiana que trae recuerdos a mi mente sobre tiempos olvidados. De pronto presiento que el universo paralelo de mi oido medio regresa subitamente y comienzo a oler mas a la distancia colores invisibles que se mezclan con canela y unas cuantas hojas de menta, lo cual me deja algo aturdida...

No hay comentarios: