sábado, 26 de junio de 2010

El trepador de árboles


Se ha subido a un árbol, a recitar poesías con un tono de voz rimbombante que hace voltear a la gente que pasa por allí, gente acelerada que levanta la cabeza y lo mira con ojos aturdidos para luego seguir caminando como si nunca lo hubiesen visto.

De poesía no sabe, pero nadie dijo que para hacer poesía había que saber algo, la poesía está en el aire, en las bancas de los parques, en la espuma de las olas en la playa, en las ollas sobre el fogón de una cocina vieja o en el sombrero de alguien y así lo hacia él de su sombrero sacaba bellos poemas que recitaba montado en los árboles…

No hay comentarios: