viernes, 7 de octubre de 2016

Delfines

Soñé con delfines, delfines saltando en un lago junto al mar, venía en un bus y grité ¡Mira que bellos delfines!! Ojala pudiéramos detenernos para quizás poder tocarlos... el conductor del bus me escuchó y se detuvo junto a la especie de lago donde estaban los delfines, había mucha gente, entre ellos una tía que no veo hace tiempo... yo buscaba hacer contacto visual con algún delfín para que me dejara acariciarlo, encontré uno, era café y de una forma no muy definida, pero fue el que me eligió, le empecé a acariciar su cuerpo y noté que tenia pelaje como el de un perro... era un delfín-perro...

Muchas veces he despertado en sueños, la primera vez que lo hice fue cuando muy niña, aun recuerdo la sensación fabulosa, la sorpresa y excitación de saber que en ese lugar podía hacer todo lo que quisiera, entonces tomé un florero y lo quebré, y salí corriendo del sueño.

Es viernes, no hace ni frío ni calor y me gustaría abrir una ventana y salir flotando, nadar en el aire, recorrer el mundo, pero esto no es un sueño.